La evasión fiscal nos cuesta a todos

Además de incrementar el costo de la recaudación, provoca que los contribuyentes cautivos paguen más impuestos

En la inauguración del V Foro Global sobre Transparencia e Intercambio de Información, organizado por la OCDE, el Dr. Agustín Carstens se refirió a la importancia de los impuestos, y de los costos de su evasión.

Señaló que los impuestos juegan un doble rol. Por un lado, constituyen la principal fuente normal de ingresos para el Estado; por otro, permiten a los contribuyentes examinar y fiscalizar las acciones del Estado.

El costo de la evasión

Quienes evaden el pago de contribuciones, no se dan cuenta de las consecuencias que implica para la economía:

  • impide una justa distribución de la carga tributaria
  • incrementa los costos de la recaudación
  • priva a los gobiernos de los recursos indispensables para el cuidado de la salud pública, la educación y la construcción de infraestructura
  • conspira contra la aplicación de políticas fiscales de redistribución del ingreso al reducir los recursos disponibles para luchar contra la pobreza, enfrentar choques externos o proteger el medio ambiente
  • obliga a los contribuyentes honestos ? generalmente cautivos-, a pagar una factura más alta
  • provoca sobreendeudamiento público y dependencia excesiva e indeseable de ayuda externa

En tiempos de crisis financiera, la cooperación internacional en materia de impuestos es esencial. Por ello, los países miembros de la OCDE, han desarrollado estándares de transparencia y de intercambio de información en materia de impuestos que balancean los intereses del secreto bancario con la necesidad de los países de fortalecer la eficacia y el cumplimiento de sus propias leyes y regulaciones tributarias.

Un sistema financiero fuerte y eficiente es necesario para asegurar el mejor desempeño económico posible. Sólo con estrategias comunes y acuerdos en materia de transparencia y de intercambio de información se podrán reducir problemas como la evasión fiscal y el lavado de dinero, prácticas que sólo sirven a intereses ilícitos, que reducen la seguridad global y en cada país, que inducen a la violencia, obstaculizan el desarrollo económico y drenan recursos de los mercados formales dejando un gran número de proyectos sociales y ambientales sin los fondos necesarios para llevarse a cabo.

Por último, cabe señalar que México tiene en vigor, pendientes de firma o en negociación 13 tratados bilaterales de intercambio de información y en vigor 37 acuerdos para evitar la doble tributación.