Vaticinan larga vida al dictamen

Especialistas consideran que los contribuyentes seguirán dictaminándose, a pesar del Decreto de facilidades que lo calificó como optativo
 .  (Foto: IDC online)

El mes de julio inició con buenas noticias para los contribuyentes ¡se simplifica la vida fiscal en México!

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) anunció en el DOF del pasado 30 de junio de 2010, la eliminación de algunas cargas, entre las cuales destaca la presentación del dictamen de estados financieros para efectos fiscales y del Seguro Social.

Sobre esta facilidad administrativa, vale la pena considerar la opinión de los expertos.

En entrevista exclusiva para IDC on line, Carlos Cárdenas, Socio Director de la Práctica de Consultoría en Impuestos de Ernst & Young y Vicepresidente del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, hizo las siguientes precisiones:

  • por efecto del mencionado Decreto de facilidades administrativas, la presentación del dictamen deja de ser obligatorio y se convierte en una opción para el contribuyente
  • las personas que tomen esta alternativa, deberán presentar a cambio, información de carácter fiscal al SAT. Es probable que para cumplir con esta obligación, el contribuyente requiera contratar los servicios de un especialista, lo cual implicará un gasto adicional
  • aún no conocemos a detalle los beneficios que obtendrán los contribuyentes que sigan dictaminando. Las particularidades deberán especificarse en reglas que todavía no han sido publicadas por el SAT
  • no debemos perder de vista que la facilidad administrativa es aplicable para el dictamen de estados financieros a partir del 2010, a presentarse el año entrante

Por su parte, el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMPC) estableció su posición respecto al Decreto de facilidades administrativas en el Oficio 77/2009-2010. Los puntos más relevantes de este documento son:

  • en este momento se desconoce la información y las reglas que deben establecer las autoridades fiscales para que un contribuyente pueda optar por la no presentación de los dictámenes
  • se observan imprecisiones en el Decreto que deberán ser aclaradas, como por ejemplo, la entrada en vigor de esta facilidad para los dictámenes del seguro social
  • se advierte que, con independencia de la existencia de la alternativa de no presentar el dictamen fiscal, en la práctica la mayoría de los contribuyentes preferirán presentarlo voluntariamente, por las ventajas reales que podrán obtener y por las desventajas que representará no hacerlo

Los esfuerzos de simplificación son plausibles. Sin embargo, no podemos echar las campanas al vuelo, a la fecha faltan muchas precisiones para poder evaluar el alcance y beneficios reales del reciente Decreto.

Fuente: IDC on line e IMPC