Evite fugas de información en su empresa

Una nota difundida por KPMG sostiene que 514 millones de personas han sido afectadas por fugas de información desde 2007
Siga las sugerencias de KPMG para evitar la fuga de información
 Siga las sugerencias de KPMG para evitar la fuga de información  (Foto: Redacción)

KPMG ha realizado en los últimos cuatro años estudios sobre los sectores productivos más afectado por fugas de información. De acuerdo a estos resultados, en el año 2010 los más afectados fueron principalmente el sector financiero, con 33% del total de personas afectadas, el de retail con un 31% y el de servicios de información con 22%. El sector gobierno sólo tuvo un 5% de total de afectación.

Lo anterior es sólo una pequeña panorámica de lo que las fugas de información representan para los sectores productivos. Ahora bien, lo importante sería conocer el por qué se está dando este fenómeno y sobre todo cómo evitarlo. 

¿Qué hacer para evitar fugas de información?

Las organizaciones dependen cada vez más de sistemas de información. Día con día crean, transforman y almacenan datos en sus procesos productivos que les hace depender de los mismos y por tanto, la tecnología actual está orientada a poner al alcance de más personas en menor tiempo dicha información.

Por lo tanto, esta evolución de las tecnologías nos ha hecho tener un mejor acceso a la información, pero también ser más vulnerables a sufrir una fuga de la misma y poner en predicamento a nuestra propia organización, a nuestros clientes y al personal.

¿Cómo podemos prevenir fugas de información? Estas son las sugerencias de KPMG para evitarlo:

  • conocer cuál es la información más importante y crítica en mi organización. Podemos suponer que conocemos bien el lugar donde nos desenvolvemos, pero sucede a menudo que si no tenemos experiencia en el rubro de clasificación de información, estaremos cuidando parcialmente a la empresa. Una analogía es que nos podríamos centrar en la fórmula con la que hacemos el pan o los refrescos, pero sin cuidar la base de datos de nuestros puntos de venta o de distribución
  • una vez que conocemos cuál es la información más crítica, debemos determinar cómo es el proceso donde ésta se crea, transforma, almacena y destruye. La base de datos de nuestros clientes seguramente estará almacenada en una computadora central, pero para llegar ahí tuvo que ser creada por las áreas de investigación de mercado, ser transformada en clientes en la fuerza de ventas, y ser entregada a nuestros ejecutivos para identificar los principales clientes de la organización. Todo este flujo de información debe ser identificado y es de vital importancia conocer los lugares en donde nuestra información es vulnerable

Como conclusión, podemos decir que en el mundo actual la forma de entregar y cuidar la  información será indispensable para la supervivencia de nuestra organización.

Fuente: Artículo de información, KPMG