Tabacaleras americanas vs pictogramas

Aun cuando las tabacaleras americanas ganen los litigios en EUA en contra de los pictogramas, deberán seguir utilizándolos en México
 .  (Foto: IDC online)

En  los Estados Unidos de América, los  cuatro fabricantes de cigarros han demandado a la Administración de Alimentación y Medicamentos (Food and Drug Administration, también conocida como FDA), porque se pretende que a partir del 22 de septiembre de 2011 se inserten imágenes que desmotiven a fumar a los niños y coadyuven a que los adultos dejen el vicio.

Respecto a la inclusión de pictogramas en las cajetillas, como bien es conocido, México estuvo a la vanguardia, pues a partir del 25 septiembre de 2010 las tabacaleras se han visto forzadas a incluirlos en sus empaques.

Los fabricantes estadounidenses han argumentado que la señalización requerida estaría coartando su libertad de expresión, al obligarlos las autoridades gubernamentales a conminar a la población a no fumar un producto propio.

En la República Mexicana ha existido, por parte de los fumadores, una tendencia a repudiar los pictogramas, pues reconocen que quien desea fumar lo seguirá haciendo, sin importar la decoración de las cajetillas.

Lo más importante de la acción norteamericana es aclarar a la población mexicana que el hecho de que los fabricantes hubiesen interpuesto una demanda en tal territorio y el que dichos fabricantes sean partes relacionadas, ya como socios o dueños de las sociedades mercantiles constituidas con apego a la legislación mexicana que comercializan aquí los productos tabacaleros al amparo de la marca estadounidense, no implica que las resoluciones a los litigios iniciados en los Estados Unidos surtirán efectos en México, pues para ello, las sociedades mexicanas señaladas tendrían a su vez, que ampararse y conseguir una sentencia favorable a su favor para dejar de tener como obligación la inserción de los pictogramas referidos.

Asimismo, se ha considerado que a las tabacaleras se les ha dado un trato diferenciado respecto a otros fabricantes de productos que también dañan severamente a la salud, como son las bebidas alcohólicas y los productos alimenticios con alta aportación calórica, pues si bien estos últimos han sido regulados sobre todo en lo referente a su presencia en las escuelas, ninguno cuenta con imágenes reflejantes de los daños que pueden causar a sus consumidores, por lo que se cuestiona si eventualmente tales productores también tendrán que cumplir con pictogramas a la manera de las tabacaleras con diseños acorde a su industria o si finalmente, la obligación de los pictogramas cese algún día.