Y después del "buen fin" ¿qué hago?

Este mes es el idóneo para planear y desahogarse de las deudas contraídas durante el "buen fin", aquí le mencionamos algunos puntos importantes que considerar
Después del "buen fin" a pagar sin agobios
 Después del "buen fin" a pagar sin agobios  (Foto: Redacción)

Ya sea porque se abusó de las tarjetas de crédito debido al denominado "buen fin" del pasado noviembre impulsado por el Gobierno Federal y la iniciativa privada, o por una mala administración simplemente, deshacerse de las deudas siempre es un alivio que puede hacer más jugoso un aguinaldo.

Por ello, entre el "buen fin" y la época decembrina, es un buen momento para:

  • solicitar planes de pagos fijos: al establecer contacto con las instituciones de crédito, y con la propuesta de pagar en plazos tener mejores posibilidades de cubrir las obligaciones pendientes de pago y con ello se puede también mejorar la situación que se sufra con los intereses
  • consolidar deudas: si se parte de la acepción común de la palabra, que según la Real Academia Española de la Lengua, es dar firmeza o solidez a algo, esta consolidación implica entonces una firmeza respecto a las deudas, unificándolas en una sola cuenta, para así por medio de un solo pago cubrir varias obligaciones contratadas con distintos acreedores, lo que conlleva ahorro respecto a las comisiones por manejo de cuentas. Cada institución tiene su manera de llevarlo a cabo y lo sujeta a ciertas condiciones, mismas que deben ser analizadas cautelosamente

PARA PREVENIR

Una vez que ha revertido el efecto del "buen fin" o se ha liberado del pago de obligaciones excedidas a la capacidad económica del deudor, se recomienda evaluar el Costo Anual Total (CAT) de las tarjetas de crédito ofrecidas por las instituciones para así no volver a tropezar con deudas que se vuelvan impagables. El CAT incluye comisiones, seguros y todos los gastos implicados en el servicio contratado, y la CONDUSEF cuenta con calculadoras que señalan los aciertos y errores de las tarjetas para evaluar mejor el producto que satisfaga a quien busca ampliar su poder adquisitivo mediante un crédito amparado por una tarjeta.