Más empresarios en la mira de apoyos

El sector social de la economía podrá fortalecerse a partir de la ayuda que reciba del gobierno federal
 .  (Foto: IDC online)

A fines del año pasado fue aprobada por el Congreso de la Unión la Ley general de la Economía Social y Solidaria, que reglamenta el párrafo séptimo del Artículo 25 de la Constitución mexicana, por lo que en breve se encontrará publicada en el Diario Oficial de la Federación.

El párrafo referido indica que se establecerán los mecanismos facilitadores de la organización y la expansión de la actividad económica del sector social, el cual está conformado por ejidos, organizaciones de trabajadores, cooperativas, comunidades,  empresas que pertenezcan mayoritaria o exclusivamente a los trabajadores (denominado por esa Ley como el Sector Social de la Economía –SSE–), y en general, de todas las formas de organización social para la producción, distribución y consumo de bienes y servicios socialmente necesarios.

Su objeto es:

  • fijar mecanismos que faciliten la organización y la expansión de la actividad económica del SSE  y la responsabilidad de su fomento e impulso por parte del Estado
  • definir las reglas de organización, promoción, fomento y fortalecimiento del SSE, como un sistema eficaz que contribuya a:
  1. el desarrollo social y económico del país
  2. la generación de fuentes de trabajo digno
  3. la mayor generación de patrimonio social
  4. el fortalecimiento de la democracia
  5. la equitativa distribución del ingreso

 

A partir de este ordenamiento se creará el Instituto Nacional de la Economía Social, un organismo adscrito a la Secretaría de Economía que definirá e instrumentará políticas públicas de fomento al sector social de la economía, con el objeto de fortalecer y consolidar al sector como uno de los pilares del desarrollo económico del país, a través de la participación, capacitación, investigación, difusión y apoyo a proyectos productivos.

La organización y funcionamiento de los distintos subsectores que conforman el SSE se regirán por las leyes y reglamentos relacionados con esta Ley, en tanto que los organismos del SSE legalmente constituidos podrán acogerse y disfrutar de los apoyos y estímulos que la misma norma describe.