Recomiendan analizar ofertas de “triple play”

La Profeco advirtió que los proveedores de servicios están obligados a conservar los precios que ofrecen en su publicidad
 .  (Foto: IDC online)

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) realiza un monitoreo de la publicidad en Internet con la que se promocionan diez empresas que proveen servicios de telecomunicaciones, como los denominados “doble o triple play”, en los que se reúnen telefonía, televisión por cable e Internet.

“Profeco vigila que se respete y se cumpla el artículo 7 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, que establece que todo proveedor está obligado a informar y respetar los precios y tarifas” anunciados en su publicidad.

Sin embargo, explicó la dependencia en un comunicado, el 33% de los proveedores utilizan constantemente la leyenda “todos los precios están sujetos a cambios sin previo aviso”, lo que puede “generar incertidumbre entre los consumidores sobre el precio ofrecido y el precio bajo el que contratarían alguno de estos servicios”.

De igual forma, el 20% de las empresas “utiliza leyendas absolutas y dominantes”, ofreciendo sus servicios como los mejores o los más rápidos, lo cual suele confundir a los consumidores.

Es por eso que para evitar ser víctima de algún abuso, la Profeco sugiere a la ciudadanía verificar la información de la publicidad, ya que esta debe ser veraz, clara, y no contener mensajes que puedan inducir a error o engaño.

“La Procuraduría invita a los usuarios de servicios de telecomunicaciones a ejercer un consumo inteligente informándose sobre las características de cada servicio en particular, y a comparar” los paquetes “triple play” con los ofrecidos por otros proveedores.

En este sentido, el consumidor debe exigir que se le informe sobre el precio total a pagar y las características del los servicios de telefonía, cable y/o Internet. En caso de que se le ofrezca una promoción, hay que revisar cuidadosamente las restricciones, y que estén plasmados -de manera clara- los requisitos de contratación y la vigencia de los servicios promocionados.