Más regulación igual a menor competitividad

Un estudio demuestra que la regulación propuesta por la OCDE en materia de telecomunicaciones afectaría la competitividad del sector
 .  (Foto: IDC online)

En enero de 2012, se dio a conocer un reporte realizado por la OCDE a solicitud de la Cofetel.  En el reporte que analiza la regulación de las telecomunicaciones en México se concluye que:

  • falta competencia en el mercado mexicano de las telecomunicaciones
  • los consumidores se verían beneficiados si existiera una regulación más agresiva en este sector que dotara de autoridad absoluta a la Cofetel

Para refutar el estudio de la OCDE, América Móvil, la firma del empresario Carlos Slim Helú pagó dos análisis: uno a Jerry A. Hausman, director del programa de Investigación en Economía de las Telecomunicaciones del MIT, y otro a Gregory Sidak, presidente de Criterion Economics.

Al presentar éste último, se precisa que las medidas propuestas por la OCDE reducirían la competencia del sector, dañarían a los consumidores, retardarían la innovación e incrementaría los precios de los servicios de telecomunicaciones.

Respecto de las críticas al proceso de amparo seguido por Telmex y Telcel, se consideran excesivas, especialmente porque en su estudio, la OCDE admite que las citadas empresas estaban en lo correcto y que la Cofetel había actuado de manera ilícita.

Relativo a la propuesta de dotar a la Cofetel de absoluta e incuestionable autoridad, subrogando el rol que actualmente tienen la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) y los tribunales mexicanos (SCJN), Sidak señaló que se desmantelarían las instituciones legales y regulatorias que actualmente operan en México.

Por lo anterior, América Móvil solicitó a la OCDE retirar el estudio pues de aplicarlo el gobierno mexicano, se premiarían a los operadores ineficientes y castigarían a los eficientes.

En lugar de apostarle a regulaciones antiproductivas, el gobierno mexicano debería eliminar las barreras gubernamentales para el ingreso al mercado móvil y de televisión, concluyó Sidak.