Datos personales, no chocan con Registros

La Ley Federal de Protección de Datos Personales no contradice a los padrones que ofrecen instituciones como la Profeco y Condusef
Registros compatibles con la Ley de protección de datos
 Registros compatibles con la Ley de protección de datos  (Foto: Redacción)

La Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares no contradice los Registros previos que -desde 2004- se han implementado en México para garantizar los derechos de los ciudadanos en esta materia. De hecho, estos Registros en realidad son complementarios a la protección de datos personales.

Consumidor

La Ley federal de Protección al Consumidor (LFPC) cuenta con un mecanismo de protección a los consumidores en el que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) registra a todas las personas que no desean recibir publicidad o que su información sea utilizada con fines publicitarios.

El registro, que se encuentra regulado por las Reglas de Operación y Funcionamiento del Registro Público de Consumidores, en vigor desde el 26 de noviembre de 2007, conserva la privacidad de los consumidores cuando éstos aportan información a los proveedores de servicios, y prohíbe que esos datos sean utilizados en forma distinta al objetivo por el cual se proporcionaron.

Hasta ahora, la norma se limita a proteger a los consumidores respecto a las llamadas telefónicas que suelen realizar las empresas para promocionar sus productos.

Para darse de alta en este Registro puede consultar los artículos “No más publicidad en tu teléfono”, y “Renueve registro y blinde su teléfono”, en la página de Internet de IDC. 

Usuario de servicios financieros

También existe el Registro Público de Usuarios (REUS) de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros (Condusef), el cual es un padrón de las personas que no desean ser molestadas con publicidad y promociones de parte de las instituciones financieras.

Este servicio funciona de la siguiente manera: El usuario se pone en contacto con la Condusef para solicitar su inscripción al REUS, y proporciona los datos que desee dar de alta, estos pueden ser: dos números telefónicos particulares, uno fijo y el otro móvil, o laborales, así como un correo electrónico particular o laboral.

Una vez registrado, el usuario debe esperar 45 días naturales para que sus datos estén actualizados y dejar de recibir llamadas o correos electrónicos de las instituciones financieras.

Para mayor información puede consultar los artículos: “Condusef garantiza protección de datos” y “Registra REUS más de 580 llamadas al día”.

Protección de datos compatible con los dos rubros anteriores

El que existan estos registros especializados no implica que todos los demás individuos permanezcan en la indefensión, pues la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares protege a quienes otorgan sus datos personales con las excepciones que tanto dicha ley como su Reglamento marcan.

Con los registros se garantiza que los datos no serán usados por parte de proveedores de bienes y servicios para llevar a cabo acciones más allá de lo que aceptó el consumidor o el usuario, mientras que la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares está destinada a proteger todos los datos personales de los ciudadanos a fin de que estos no sean usados de manera inadecuada.

¿Quieres profundizar sobre este tema? Te invitamos a adquirir esta edición especial. De venta en nuestra tienda virtual.

-
 -  (Foto: Redacción)