De vacaciones o negocios, viaje sin enfermedades

La UNAM presta servicios médicos en el aeropuerto de la Ciudad de México para prevenir riesgos de salud
.
 .  (Foto: IDC online)

Las personas que transitan por la terminal aérea número dos de la capital mexicana pueden acudir, en caso de necesitar alguna evaluación médica, a la Clínica de Atención Preventiva del Viajero (CAPV) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Se trata de un centro especializado en “medicina del viajero”, manejado por la facultad de Medicina de la máxima casa de estudios del país, cuyo objetivo es “prevenir patologías relacionadas con el viaje, destino y conductas actuales del turismo”.

Si el periplo es de negocios o sólo de descanso, la Clínica ofrece consultoría especializada para adoptar medidas preventivas de salud antes, durante y después del viaje.

Los especialistas que prestan estos servicios de entrada realizan una valoración clínica sobre el estado de salud del viajero, además de que a éste se le asesora en la prevención de daños, efectos indeseables y enfermedades prevenibles durante su traslado.

Al viajero se le enfatiza “en la prevención de los problemas sanitarios mundiales”, en tanto que existe la posibilidad de vacunarse en la misma clínica para prevenir padecimientos como Cólera, Tifoidea o Hepatitis.

De igual forma, se proporciona “orientación al transportar medicamentos prescritos para uso personal”, y se ofrece a la venta un botiquín de viaje individualizado.

La CAPV recibe a todo el público nacional y extranjero, aunque para consultas médicas y vacunación, se requiere solicitar una cita.

De esta forma la UNAM contribuye a prevenir el contagio de enfermedades infeccionas que se encuentran en todo el mundo, “y que pueden, en casos extremos, provocar la muerte, como el dengue, malaria, fiebre amarilla”. Además de que se evita la importación-exportación de enfermedades contagiosas.