México rezagado en protección de derechos de propiedad

La OCDE considera que el país no tiene un buen desempeño en la protección física y registral de las posesiones
.
 .  (Foto: iStock)

México se ubica en la posición 76 de 130 países en el Índice Internacional de Derechos de Propiedad (IPRI por sus siglas en inglés), lo que implica que el país “se encuentra considerablemente rezagado” en esta materia, considera un reporte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El índice mencionado, que elabora la Alianza por los Derechos de Propiedad (Property Rights Alliance o PRA), le otorga a México una calificación de 5.8 sobre 10, la cual es ligeramente superior a la observada en otros años, pero no la óptima.

“En comparación con los países de América Latina, México también se encuentra retrasado al ubicarse en la posición 11 de 22 países”, añade la OCDE en el reporte denominado “mejores prácticas registrales y catastrales en México”.

El IPRI busca servir como termómetro en el tema del aseguramiento de los derechos de propiedad en todo el mundo, haciendo visibles los obstáculos inherentes al proceso que puedan desalentar tanto las transacciones formales, como el registro adecuado y actualizado de las propiedades.

Este indicador mide tres variables: El ambiente político y legal; los derechos de propiedad física; y los derechos de propiedad intelectual. A su interior, el componente sobre derechos de propiedad física cuenta a su vez con tres factores: La protección de los derechos de propiedad física, el acceso al crédito y el registro de una propiedad.

En la protección de los derechos de propiedad física México obtiene una calificación de 4.7 sobre 10, que sitúa al país en el lugar 108 de 130. De igual manera, en el acceso al crédito se encuentra en la posición 102, con una calificación de 3.2.

Sin embargo, en la variable de registro de una propiedad México logra su mejor calificación alcanzando nueve puntos, y situándose en la posición número 30 entre 130 naciones.

La OCDE precisó que a pesar de cierta evolución observada en la materia, las mejoras realizadas en México “son pocas, ya que en los últimos cinco años el avance ha sido mínimo” en comparación con las demás economías del mundo.