Aprueban Ley general de Contabilidad Gubernamental

Con esta norma se intenta cerrarle el paso a la corrupción y evitar desvíos del erario público
Diputados a favor de rendición de cuentas por parte del gobierno
 Diputados a favor de rendición de cuentas por parte del gobierno  (Foto: Redacción)

La Comisión de Hacienda y Crédito Público de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad, con cambios en seis artículos y uno transitorio, la minuta enviada por el Senado que contiene la reforma a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, presentada por el presidente Felipe Calderón con carácter de preferente.

Los artículos 8, 9, 23, 77, fracción 1, 80 y 85, así como el artículo 4 transitorio fueron reservados para su discusión en lo particular, informó la Cámara baja en un comunicado.

Al fijar la postura del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano, el diputado Juan Ignacio Samperio Montaño señaló que la aprobación del dictamen constituye “el primer augurio para cumplir con la ciudadanía” en materia de transparencia y rendición de cuentas por parte del gobierno.

De su lado, el legislador Carol Antonio Altamirano (PRD) se pronunció a favor en lo general y en lo particular del dictamen porque fue construido “mediante un proceso democrático ordenado, razonado y equilibrado”, además de que con la norma la contabilidad y el uso de recursos públicos serán más eficientes.

“Queremos que la gente sepa en qué se gasta y qué beneficios tendrá”, puntualizó Altamirano.

A su vez, Humberto Alonso Morelli, del PAN, refirió que su grupo parlamentario siempre se ha manifestado por la transparencia y la rendición de cuentas. El acuerdo logrado para aprobar esta minuta, abundó, “fortalecerá la democracia y transparentará, de manera importante, las cuentas públicas de estados y municipios”.

La reforma a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, presentada por el titular del Ejecutivo Federal, pretende que la información financiera de los diversos órdenes de gobierno se presente de forma clara, sencilla y accesible no sólo a los órganos de fiscalización y evaluación, sino a la sociedad en general.

Esto tiene un doble propósito, agregó el comunicado de la Cámara de Diputados, por un lado, cerrarle espacios a la corrupción y a los desvíos de recursos públicos, y por el otro permitir a los órganos fiscalizadores conocer la información financiera fidedigna sobre el uso de los recursos, con el objeto de sancionar e inhibir prácticas indebidas.