Concurso mercantil puede reestructurar empresas

La SCJN considera que se deben generar estímulos para que el inversionista valore esta figura jurídica
 .  (Foto: IDC online)

En México se requieren elementos que coadyuven a que en el futuro se celebren más convenios entre los comerciantes y sus acreedores, inclusive a través de acuerdos previos, considera Gricelda Nieblas Aldana, directora del Instituto Federal de Especialistas de Concursos Mercantiles (IFECOM).

De hecho, “es necesario generar estímulos que permitan al empresario, valorar al concurso mercantil, cada vez más, como una opción jurídico financiera para la reestructuración económica y social de su empresa”, enfatizó la especialista.

“Una mayor facilidad de acceso a este procedimiento jurisdiccional, esquemas legales de financiamiento post-reestructura, así como el otorgamiento de quitas fiscales y la previsión de estímulos tributarios, son algunos de los elementos que coadyuvarán a que en el futuro se celebren más convenios entre los comerciantes y sus acreedores”, agregó.

Nieblas Aldana apunta que el concurso mercantil es un procedimiento concebido por el legislador para “resolver una litis de alta complejidad, dada la multiplicidad de pretensiones que involucra”.

Su propósito es atender la insolvencia empresarial, no sólo para proteger derechos individuales, “sino también para salvaguardar los derechos sociales que se encuentran involucrados en esta problemática”, señaló.

Sin embargo, a pesar de que el procedimiento concursal está diseñado para ese objetivo, aún se observa que las empresas con problemas financieros no acuden oportunamente a éste para exponer ante la autoridad jurisdiccional su estado de iliquidez y de insolvencia.

“Quienes han acudido al concurso mercantil en una etapa temprana, se han beneficiado de las bondades del procedimiento, porque les ha permitido conservar su fuente de negocio”, destacó.

En este año se ha registrado una tendencia positiva respecto de la conservación de las empresas a través de la reestructuración de pasivos, pactada entre comerciantes concursados y sus acreedores, de acuerdo con un comunicado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).