¿Has pensado en la reingeniería para tu Pyme?

Vuelve a diseñar tus procesos para lograr mejoras sustanciales
Reestructura tu Pyme
 Reestructura tu Pyme  (Foto: Redacción)

Por Viridiana Mendoza Escamilla

Ninguna empresa está blindada contra el fracaso, sin embargo algunas están mejor preparadas que otras para alcanzar sus objetivos, afirma Héctor Lozano Moreno, director de CoSphere Consulting Group.

Es ahí donde la ingeniería de negocios toma importancia, pues las empresas que cuentan con estrategias básicas de operación tienden a alcanzar sus objetivos con mayor facilidad.

La reingeniería de negocios se entiende como el rediseño radical de los procesos en las empresas para lograr mejoras sustanciales en indicadores de desempeño como costos, calidad, servicio y rapidez.

"En el caso de los emprendedores, no se trata tanto de una reingeniería, sino de incorporar principios de ingeniería de procesos a la operación de los negocios, es decir, implementar metodologías eficaces en el manejo de costos, recursos humanos y tecnología, que pueden ser puntos de partida", explica Héctor Lozano.

Como un ejemplo de lo que la reingeniería de negocios puede hacer por una empresa, el especialista cita el proceso que atravesó Bimbo, pues al abrir su estrategia e implementar principios de reingeniería logró una expansión internacional exitosa y una mejora en productividad operativa.

"Hay muchos casos en los cuales los cambios se han traducido en avances notables, la diferencia con las Pymes es que éstas tienen ventajas, pues los cambios no requieren modificar sistemas que ya estén demasiado arraigados en la organización", afirma.

Fredy Kofman, experto en liderazgo y aprendizaje organizacional afirma que para que un proceso de reingeniería funcione al interior de una empresa es importante que exista un proceso en el que se identifiquen fallas y se asuman nuevos compromisos, el cual tiene cuatro fases:

  • Reconocer cuáles son los protocolos existentes. Deberás cuestionarte cuál es la estrategia que aplicas para alcanzar los objetivos de tu compañía.
  • Admitir las fallas y los factores que perjudican el logro de objetivos
  • Negociar nuevos protocolos: Pon en marcha nuevas estrategias y define claramente las metas que quieres alcanzar para que tu equipo trabaje para lograrlas.

Con información de CNN Expansión