Publican reforma educativa

Se incluyó en la Constitución mexicana la obligación del Estado de garantizar la calidad de los contenidos que reciben los educandos
Reforma constitucional de la educación
 Reforma constitucional de la educación  (Foto: Redacción)

La reforma educativa, que modifica los artículos 3, fracciones III, VII y VIII, y 73, fracción XXV, de la Constitución, fue publicada este martes en el Diario Oficial de la Federación (DOF), haciendo obligatorio que el Estado mexicano garantice la calidad de la educación.

A estos cambios a la carta magna se agrega la creación de un sistema de evaluación obligatoria para docentes, además de que dota de autonomía al Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE).

Así mismo, los contenidos que reciban los educandos deberán contribuir “a la mejor convivencia humana, a fin de fortalecer el aprecio y respeto por la diversidad cultural, la dignidad de la persona, la integridad de la familia, la convicción del interés general de la sociedad, y los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos”.

Para dar pleno cumplimiento a lo anterior, el Ejecutivo federal “determinará los planes y programas de estudio de la educación preescolar, primaria, secundaria y normal para toda la República”, considerando la opinión de los gobiernos de los estados, del Distrito Federal, y de los diversos sectores sociales involucrados en la educación, incluyendo a los maestros y padres de familia.

Por otro lado, el ingreso al servicio docente en la educación básica y media superior que imparte el Estado se efectuará mediante “concursos de oposición que garanticen la idoneidad de los conocimientos y capacidades que correspondan”.

Adicionalmente, la ley reglamentaria fijará los criterios, los términos y condiciones de la evaluación obligatoria para el ingreso, promoción, reconocimiento y permanencia en el servicio profesional docente, “con pleno respeto a los derechos constitucionales de los trabajadores de la educación”; aunque se aclara que serán nulos todos los ingresos y promociones que no sean otorgados conforme a la ley.

La reforma también incluye contar, a la brevedad, con un censo nacional de escuelas y maestros para conocer la situación que guarda la infraestructura educativa del país.