Recomiendan extremar seguridad en banca móvil

Las cuentas que estén ligadas a un teléfono celular tendrán un tope máximo de depósitos
 Banca móvil con topes  (Foto: Redacción)

El 57% de los municipios en México no cuentan con ninguna sucursal bancaria, pero en contraste, según datos de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), en el país existen 96.4 millones de contratos de telefonía móvil, equivalentes al 86% de la población, lo que significa que los celulares tienen mayor penetración que cualquier producto financiero, indica la Condusef.

Es por eso que los bancos han visto la telefonía celular como una oportunidad para llegar a más clientes. De hecho, en los últimos dos años han promovido el uso de aplicaciones bancarias desde teléfonos inteligentes (smartphones) que permiten, a quien tenga uno, realizar operaciones desde cualquier ubicación mientras cuente con señal y acceso a internet.

“A esto se le conoce como banca móvil. Recientemente Inbursa y Banamex, en asociación con Telcel, lanzaron la plataforma Transfer desde la cual se pueden hacer transferencias a través del envío de mensajes SMS, desde cualquier celular sin importar su tecnología”, detalló la dependencia.

Sin embargo, a pesar de estos avances, ejecutivos de distintas firmas electrónicas como Gemalto consideran que la banca por celular está iniciando, por lo que su uso generalizado podría tardar entre 10 y 15 años.

De igual forma, muchos usuarios consideran que no es tan seguro usar estos medios para realizar sus operaciones bancarias. Sin embargo, las instituciones financieras han implementado esquemas con controles de seguridad para disminuir los riesgos posibles, además de que este tipo de cuentas tienen un tope máximo en los montos por transacción, lo que minimiza aún más el riesgo de pérdida.

De hecho, recientemente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público limitó de 3,000 Unidades de Inversión (Udis), poco más de 14,000 pesos, a 1500 Udis, alrededor de 7,300 pesos, el monto mensual máximo que se puede depositar en las cuentas que están ligadas a un teléfono celular.

De acuerdo con esta disposición, todos los bancos que ofrezcan este tipo de cuentas deberán validar la Clave única del registro de Población (CURP) del cliente y el número de teléfono del mismo, con el objetivo de identificar plenamente a quien está realizando la transacción.

Para la Condusef , “los usuarios de la banca móvil deben implementar sus propias medidas de seguridad como no compartir sus contraseñas, de la misma forma que al disponer de efectivo en un cajero automático o pagar en algún establecimiento con el plástico”.