Cómo evitar fraude en una caja de ahorro

Actualmente se encuentran registradas 624 sociedades en México, de las cuales 86 tienen autorización
 -  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- Un administrador único, que paga intereses superiores al 10% anual por los ahorros, pero no ofrece la copia de un contrato, puede ser considerado un foco rojo a la hora de establecer una relación con una caja de ahorro.

Así lo consideró la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la cual advirtió que si bien las cajas son una alternativa para quienes buscan servicios financieros de fácil acceso, si no se elige la adecuada el patrimonio puede estar en riesgo.

Para evitar ser víctima de cajas de ahorro inseguras o fraudulentas, la dependencia recomendó que se verifique que la Sociedad Cooperativa de Ahorro y Préstamo (SCAP) está autorizada por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para operar como tal.

Según datos del Fideicomiso del Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores (Focoop), en México se encuentran registradas 624 sociedades, de las cuales solamente 86 cuentan con autorización.

Las sociedades restantes no han sido autorizadas: 302 son de nivel básico o pequeñas, por lo que por el tamaño de sus activos -menores a 2.5 millones de Udis- no requieren autorización de la CNBV; 183 se encuentran en situación de prórroga (en proceso de autorización) y 28 no se encuentran evaluadas.

La Condusef precisó que una caja de ahorro que opera de manera correcta y legal da a sus socios un certificado que los acredita como socios; permite participar en la toma de decisiones; da voz y voto en las asambleas generales; y mantiene informados a estos sobre la situación financiera de la sociedad.

Recuerda que las cajas no tienen clientes sino socios, es decir, no hay un beneficiario único de las ganancias de éstas.

Si después se decide abandonar la sociedad, se devuelve la aportación junto con los ahorros, siempre y cuando no se haya dejado en garantía de algún préstamo que se tenga vigente.