Edificios públicos con captación fluvial

Las dependencias de la administración pública federal deben instalar en los inmuebles a su cargo sistemas de captación de agua
 Captación de agua de lluvia  (Foto: Redacción)

El crecimiento exponencial de la población y la disminución de recursos naturales hace indispensable la gestión y cooperación de instrumentos que permitan aminorar su carencia. El agua constituye un recurso fundamental, sin el cual la posibilidad de vida tal como se conoce, es nula.

Bajo esa premisa y en armonía con las tendencias internacionales, México debe esforzarse para garantizar un mejor acceso y una verdadera lucha contra la escasez de ese vital líquido.

Por eso se adicionó el artículo 17 TER de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA) mediante publicación en el DOF el 15 de mayo de 2013, con el cual seobliga a las dependencias de la Administración Pública Federal, el Poder Legislativo Federal y al Poder Judicial de la Federación a instalar en los inmuebles a su cargo, sistemas de captación de agua proveniente de la lluvia, granizo y la nieve.

La instauración de esos sistemas dependerá de los requerimientos de la zona geográfica en que se localicen, así como la viabilidad física, técnica y financiera necesaria.

Un sistema de captación pluvial se define como una estructura implementada (usualmente en los techos) para recolectar o acumular el agua proveniente, por lo general, de la lluvia.

Con esta adición se vislumbra una tendencia de sustentabilidad para los edificios públicos, sin embargo, habrá que prestar atención al hecho de que esa obligación se imponga, en un futuro, en la totalidad de los inmuebles localizados en el territorio nacional.

La reciente obligación carece en un primer vistazo de viabilidad, porque el asentamiento de las bases para desarrollar esos sistemas requiere de investigaciones serias que resuelvan la problemática referida al tipo de estructura sobre la cual se instalará, la capacidad de recolección con la que se cuente y al volumen acorde con la ubicación geográfica, que en definitiva podría quedar coartada en ausencia de una continuidad gubernamental.