Pemex pagará ISR por hidrocarburos

La paraestatal contribuye con más de una tercera parte del presupuesto federal
 Refinería Pemex (Foto: Reuters)  (Foto: Redacción)

México (Reuters).- La petrolera estatal mexicana Pemex comenzaría a pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) por exploración y extracción de crudo y gas, bajo un nuevo esquema fiscal planteado en la reforma energética propuesta por el gobierno, dijo el secretario de Hacienda, Luis Videgaray.

La reforma, enviada esta semana al Congreso por el presidente Enrique Peña Nieto, busca atraer inversión privada al sector mediante contratos de "utilidad compartida" para las actividades de exploración y extracción de crudo y gas, hasta ahora reservadas a la petrolera estatal.

En una columna publicada el pasado jueves, Videgaray apuntó que la reforma pretende "(...) tratar a Pemex como una empresa, las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos ahora estarán sujetas al impuesto sobre la renta", escribió Videgaray.

Pemex alimenta con casi un 70% de sus ingresos más de una tercera parte del presupuesto federal de México.

La reforma energética propone modificar el régimen fiscal de la petrolera estatal, reducir su pago de derechos y convertir una parte de ellos en dividendos para el Estado.

"Con esta propuesta, Pemex contará con un esquema fiscal comparable al de otras empresas petroleras en el resto del mundo, y el Estado mexicano tendrá un mejor instrumento para la administración de la empresa con visión de largo plazo", enfatizó el secretario de Hacienda.

La iniciativa plantea que Pemex, una de las mayores petroleras del mundo, mantenga recursos para cubrir sus costos de operación y de capital en exploración y extracción. Su esquema de regalías y derechos pasaría, sin embargo, a ser más moderado de los que paga en la actualidad.

Propone además otorgar "permisos del gobierno" a Pemex y a particulares para refinación, petroquímica, transporte y almacenamiento, pero excluye las concesiones y los esquemas de producción compartida.

Pemex reportó una pérdida neta de 49,000 millones de pesos (3,800 millones de dólares) en el segundo trimestre del 2013, frente a los 33,579 millones de pesos entre abril y junio del año pasado.

De sus ingresos totales, de 393,151 millones de pesos, 208.300 fueron impuestos causados.