Prepara tu bolsillo para una crisis

Conoce cómo fortalecer tu economía en caso de que sufras alguna clase de emergencia
 Buscan aumentar los impuestos  (Foto: Redacción)

Por: Ilse Santa Rita

Los momentos de incertidumbre económica son una buena oportunidad para hacer una revisión de tus finanzas personales, pues no debemos olvidar que recientemente la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) redujo sus previsiones de crecimiento para México de 3.5 a 1.8% para 2013.

Por ello y ante los constantes cambios en la actividad económica, los especialistas te dan algunos consejos para que prepares tu bolsillo ante una crisis.

Fondo para emergencias

Tener una cantidad de dinero de disposición inmediata puede ser tranquilizador, pues podrás afrontar urgencias sin necesidad de recurrir a los préstamos, lo que eventualmente podría afectar más tus finanzas familiares.

Lo ideal es tener tu dinero en un instrumento de inversión muy líquido o de corto plazo, es decir, que te permita tener acceso a tus recursos de manera rápida. Una alternativa son las cuentas bancarias o también los fondos de inversión con disponibilidad diaria.

Diversifica tus inversiones

Cuando de inversiones se trata, la diversificación juega un papel clave, especialmente en momentos de incertidumbre. Para lograrlo, los fondos de inversión son una buena alternativa para los que desean obtener rendimientos mayores a los que da el banco. 

El gerente de Asset Management, Alejandro Díaz, explicó que los fondos son un vehículo en los que el dinero de los ahorradores se invierte a su vez en varios tipos de instrumentos, de deuda o renta variable.

Si ya tienes inversiones, lo recomendable es revisar tu estrategia cada año con tu asesor para asegurarte de que responde todavía a tus objetivos.

Cuida tus créditos

Es difícil determinar cuándo es un buen o mal momento para tomar crédito. Si bien las condiciones económicas de un país son revelantes, en realidad la toma de un préstamo depende en mayor medida de un diagnóstico de necesidades personales que del entorno macroeconómico.

"Lo que siempre debemos observar es que el monto de las deudas no rebase el 30% de nuestro ingreso mensual, de lo contrario, entraremos en sobreendeudamiento. Además, el crédito debe usarse para formar patrimonio, no para salir adelante con el gasto corriente", recomendó Juan Pablo Zorrilla, cofundador de la empresa Resuelve tu Deuda.

Conserva tus seguros

Los seguros de vida, de auto y de vivienda pueden parecer, a simple vista, un gasto innecesario y prescindible en momentos en que el dinero es escaso; sin embargo, son de gran utilidad en caso de una eventualidad.

"Los seguros ayudan a reducir la incertidumbre. Por eso cuando el entorno macroeconómico es incierto y dejamos de pagar nuetros seguros, las finznas se vuelven todavía más vulnerables", concluyó el especialista.

Con información de CNNExpansión