Cómo cerrar las redes sociales de un difunto

El Social Network suelen ser un problema para los deudos, por ello te indicamos como cerrar las cuentas de Facebook y Twitter de quienes ya se fueron
Internet, exento de IESPS
 Internet, exento de IESPS  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- Cuando las personas mueren dejan -en el mejor de los casos- herencias que ayudan a sus seres queridos a superar la pérdida y continuar con sus vidas, aunque en el mundo virtual el legado representa una serie de trámites que deben realizarse para cerrar las redes sociales de quienes fallecen.

En México existen 47.2 millones de internautas, de los cuales 86% utiliza redes sociales; entre las más populares destaca Facebook con 58%, y Twitter con 24% de usuarios. Por ello te presentamos los pasos a seguir para poder cerrar las cuentas de tus difuntos.

Facebook

En esta red social se pueden tomar dos caminos, el primero es eliminar la cuenta y el segundo convertirla en conmemorativa.

En el primer caso, la red social debe comprobar que quien solicita cerrar el perfil del difunto es familiar directo, también se debe llenar un formulario, enviar acta de nacimiento, certificado de defunción, y una prueba oficial que demuestre parentesco familiar.

La solicitud de eliminación deberá contener el nombre completo de quien pide cancelar el perfil del fallecido, el nombre de éste, su dirección web de la biografía y de correo electrónico, así como una verificación que compruebe su parentesco con el difunto.

Cuenta conmemorativa

Se puede enviar una solicitud a Facebook donde se proporcione un enlace a la biografía que se quiere reportar, para que ésta sea investigada por la empresa.

Además, será necesario detallar la relación con el usuario fallecido, el año en que murió y una prueba de defunción en la que se debe agregar un enlace de una nota necrológica o noticia, lo cual es común en algunos países, no así en México.

Twitter

Para dar de baja una cuenta por fallecimiento se deberá enviar a San Francisco, California, un correo tradicional o un fax que den fe del último aliento del tuitero.

Así, la red social del pájaro azul solicitará al familiar que pretende que su muerto también abandone el mundo virtual, una copia del certificado de defunción, un documento de identidad y una declaración que contenga el nombre y apellido del fallecido.

Además, se requerirá a los deudos su dirección de correo electrónico, información de contacto y relación con el tuitero.

De igual forma, se solicitará una descripción y detalles que evidencien que la cuenta pertenece al difunto.