Selecciona tu crédito hipotecario sabiamente

No adquieras pasivos si tu nivel de endeudamiento es mayor al 30% de tus ingresos
 Exención de ISR por venta de casa habitación  (Foto: Redacción)

La compra de un inmueble a través de un crédito hipotecario es una decisión que se debe pensar con detenimiento, contemplando la capacidad de pago a mediano y largo plazo, consideró la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Si tu nivel de endeudamiento actual es mayor al 30% de tus ingresos, y tus ahorros no alcanzan para cubrir enganche y gastos iniciales, es mejor decir no a un crédito hipotecario y así evitar afectaciones mayores.

A continuación te presentamos algunos aspectos que se deben de considerar antes de adquirir un crédito:

  • Costo Anual Total (CAT), es importante escoger la mejor tasa de interés del mercado, pero ésta no garantiza el mejor financiamiento. Toma en cuenta el monto de la comisión por apertura y si existen comisiones por pagos anticipados.
  • Revisa variables como enganche, gastos notariales, seguros, pago mensual y total, así como duración del crédito.
  • Considera el monto al que asciende la mensualidad exacta. Si se contrata un crédito a tasa fija, vigile que las mensualidades sean iguales.
  • Generalmente este tipo de créditos incluyen seguro de vida, daños y desempleo. Infórmate sobre sus condiciones.
  • Verifica los diferentes planes de financiamiento que existen.
  • Cuando realices la contratación del crédito, deberás cubrir con una serie de costos como enganche, avalúo, gastos de investigación, notariales y en el registro público de propiedad
  • Después de adquirir un crédito, lee tu contrato y verifica que cumpla con los compromisos establecidos
  • Paga oportunamente, con esto evitarás los intereses moratorios.
  • Consulta los estados de cuenta, éstos llegan cada mes y contienen todos los movimientos efectuados en el mes correspondiente.
  • Si es posible realiza pagos adelantados. Algunas instituciones te brindan beneficios por esa acción, tales como descuentos en mensualidades y condonaciones de pago.
  • Recuerda que las hipotecas son deducibles de impuestos, revísalo con tu contador y preséntalo en tu declaración anual.