Reexpresión de estados financieros

Se trata de una práctica contable en la que se detalla la situación de las empresas
 .  (Foto: iStock)

Los estados financieros son una práctica contable en la que se detalla la situación financiera de las empresas, se trata de los resultados de las operaciones a valores reales, que han sufrido cambios o transformaciones debido a la inflación.

Es utilizada dentro de las sociedades con mucha regularidad, como parte de la responsabilidad social empresarial y del gobierno corporativo para presentar información confiable a los integrantes de la firma, así como un paso previo al reparto de utilidades, aun cuando este no sea un requisito exigido por la ley.

La reexpresión se hace generalmente con un método de ajustes por cambios en el nivel general de precios, mediante Normas de Información Financiera, principios contables e indicadores económicos como el Índice Nacional de Precios al Consumidor.

En este sentido, al realizar esa operación se expresa la verdadera situación de la empresa al momento de presentar los estados financieros a los socios, de modo que los saldos que se muestren sean reales y acordes a los efectos de la inflación.

La inflación es la tasa de crecimiento promedio de un periodo a otro de los precios de una canasta de bienes y servicios, es decir, es un aumento sostenido de estos.

Como se mencionaba, la reexpresión no es una obligación necesaria para llevar a cabo el reparto de utilidades, pues de conformidad con la LGSM lo único que se necesita es:

  • en caso de que hubiera pérdida del capital social, que esta sea reintegrada (art. 18, LGSM)
  • conformarse y, en su caso, reconstituir la reserva legal por la quinta parte del capital social (art. 20, LGSM)
  • la aprobación de los estados financieros que las arrojen por parte de la asamblea de socios (art. 19, LGSM)

Entonces, la utilidad de realizar esta operación antes del reparto de dividendos se verá solo en la realidad económica de la sociedad, al momento de decidir si efectivamente cuentan o no con ganancias que repartir.

Sin embargo, en caso de hacerlo, el reparto de dividendos tendrá que reflejar también el resultado obtenido con la reexpresión de los estados financieros aprobados por la asamblea de socios.