Hay opciones financieras para vacacionar

Siete de cada diez mexicanos planea realizar un viaje de placer en los próximos meses
 Prepárese para otorgar vacaciones (foto: Tonatiuh Figueroa/Expansión)  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- Es importante que los usuarios de los servicios financieros tengan conocimiento de las distintas opciones que existen en el mercado para poder financiar los viajes de vacaciones.

Por ejemplo, el banco Scotiabank destaca que las tarjetas de débito y crédito son modos seguros de pago, ya que evitan portar efectivo y exponerse a algún riesgo, además de que cuentan con diferentes seguros y asistencias locales e internacionales que hacen del viaje una mejor experiencia.

Sin embargo, de acuerdo con una encuesta de esa institución financiera, el efectivo es la principal forma para pagar un viaje, lo que en la mayoría de los casos se convierte en un obstáculo para realizar esa salida.

Según el estudio, 41% de quienes planean realizar un viaje cubrirá los gastos previos, como reservaciones de hospedaje y transportación, mediante el uso de efectivo.

En este tema la tarjeta de crédito se ubicó como el segundo instrumento más usado, con 28% de las menciones, y el plástico de débito en el tercer sitio, con 26%.

Destaca que una buena administración de las finanzas personales es clave para poder concretar viajes vacacionales, ya que 80% de quienes no saldrán en los próximos meses respondió que será debido a la falta de recursos o por haberle hecho frente a un gasto no planeado.

Otros hallazgos del sondeo sobre las preferencias de los mexicanos para viajar fueron que -del total de los encuestados- el 72% planea realizar un viaje de placer, ocio o de vacaciones en los próximos 12 meses, y este tendrá una duración mínima de tres noches.

Además, el 68% de los encuestados que planea salir de vacaciones obtendrá los recursos de sus sueldos más inmediatos, mientras que solo 13% hará uso de tarjetas de crédito.

De igual forma, del total de personas que no saldrán de viaje, 59% indicó que es debido a falta de dinero, mientras que 21% utilizó los recursos en un fuerte gasto no planeado.