Internet transforma a personas y empresas

Este tipo de mercado moverá 7.3 trillones de dólares en apenas tres años
 Padres tendrán que supervisar la información a la que acceden los menores en la web  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- La evolución continua de la computación y la comunicación genera en la actualidad un impacto directo en la vida de las personas, los negocios y el comercio, afirmó Weber Canova, vicepresidente de la empresa de tecnología TOTVS.

De acuerdo con el especialista, el llamado Internet de las Cosas, conocido por las siglas IoT, del inglés Internet of Things, hoy en día es mucho más que una revolución tecnológica.

El mercado del IoT, moverá 7.3 trillones de dólares en apenas tres años, de hecho, la empresa de investigación de tecnologías Gartner estima que hasta 2020 existirán de 26 a 30 billones de dispositivos conectados a este sistema.

Canova explicó en un comunicado que para entender lo que representan estos números en el día a día, basta con prestar atención al uso que ya se hace de los dispositivos móviles.

Consideró que en la actualidad una persona está rodeada en promedio de cuatro o cinco de estos aparatos, debido a la facilidad con que la tecnología ayuda a realizar las tareas cotidianas.

Con la aparición de los teléfonos inteligentes, uno de los protagonistas de esta nueva era, llegó una amalgama de conexiones, y nunca antes se pudo estar tan unidos a otras personas, lugares, empresas y objetos.

Refirió que a diferencia de evoluciones anteriores, en las que las grandes novedades tenían su debut en las empresas, como el caso del uso del fax, hoy es común que cualquier persona posea dispositivos móviles y otras tecnologías para uso personal, mucho más potentes que las usadas en el ambiente corporativo.

El experto indicó que esto genera un enorme desafío para las organizaciones que necesitan ofrecer algo extra a los colaboradores y al mercado.

Compañías de diversos sectores, agregó, ya han comenzado a invertir no sólo en aparatos móviles, sino también en aplicaciones y soluciones capaces de transformar toda esta masa de datos en información inteligente y rentable.

De esta manera se está cada vez más frente al surgimiento de nuevas tecnologías, creando conexiones entre personas y objetos.

Por ejemplo, ya es posible automatizar hogares, controlar temperatura y luz de un ambiente, monitorear lugares, dirigir grupos de trabajo o hacer que un auto se estacione sólo, siempre a través de la comunicación con los dispositivos electrónicos.

Canova subrayó que esta evolución sólo puede avanzar sin retroceder, pues cada vez es más difícil estar desconectados y repartidos entre vida personal y profesional.

En esto radica la importancia del Internet de las Cosas en la creación de nuevos modelos de negocio y servicios en línea, en la creciente generación de información en tiempo real, y en la identificación eficaz de usuarios al acceder a sistemas y dispositivos.

Sin embargo, aclaró, antes de que una compañía proponga la interacción entre objetos y personas, es preciso un minucioso análisis para saber si existe en su campo esa demanda.