Emiten reglas para despachos de cobranza

Se crea un registro de bancos y empresas dedicadas a reclamar el pago de adeudos
Incrementarán dígitos para llamadas locales
 Incrementarán dígitos para llamadas locales  (Foto: Redacción)

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) publicó este martes en el Diario Oficial de la Federación las disposiciones generales que -desde el miércoles 8 de octubre- deberán observar los despachos de cobranza, y las entidades financieras que los contratan para recuperar adeudos.

De acuerdo con estas reglas, este tipo de despachos deben abstenerse de utilizar nombres o denominaciones que se asemejen a las de instituciones públicas; tampoco podrán usar números de teléfono que aparezcan en el identificador de llamadas como confidencial, oculto o privado, además de que no deben amenazar, ofender o intimidar al deudor, sus familiares o compañeros de trabajo.

La cobranza solo podrá realizarse de las 7:00 a las 22:00 horas del día, considerando los husos horarios del país.

A su vez, los despachos de cobranza no pueden realizar gestiones de cobro a terceras personas, incluidas las referencias personales y/o beneficiarios, con excepción de aquellos que sean deudores solidarios o avales.

Tampoco deberán enviar documentos que aparenten ser escritos judiciales, u ostentarse como representantes de algún órgano jurisdiccional o autoridad; y establecer registros especiales, listas negras, cartelones o anuncios, que hagan del conocimiento del público la negativa de pago de los deudores.

De igual forma, las empresas dedicadas a la cobranza no pueden recibir de manera directa el pago del adeudo; ni realizar gestiones de cobro, negociación o reestructuración con menores de edad o adultos mayores.

Los bancos e instituciones financieras que por sí mismos lleven a cabo las gestiones de cobro deben sujetarse a estos criterios, en tanto que están obligados a informar a la Condusef sobre los despachos de cobranza que contraten.

Por otro lado, se crea el Registro de Despachos de Cobranza (Redeco), que podrá ser consultado en la página de Internet de la Condusef. Este listado se integrará con la información que proporcionen los bancos  sobre los despachos que contraten.