Centros de cambio deberán identificar usuarios

Con la medida se busca prevenir operaciones con recursos de procedencia ilícita
 Conozca las reglas a las que deberán sujetarse las casas de cambio  (Foto: Redacción)

A partir del 1 de enero de 2016 los centros cambiarios del país deberán identificar a los usuarios independientemente del monto de las operaciones efectuadas, aseguró la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

En ese sentido, la dependencia señaló que seguirán el mismo procedimiento actualmente utilizado en las instituciones de crédito y casas de bolsa, con la intención de prevenir operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Recordó que el 10 de enero de 2014, se publicaron en el Diario Oficial de la Federación modificaciones a los artículos 95 y 95 Bis de la Ley general de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito, para este propósito, y que son aplicables por una parte a las organizaciones auxiliares del crédito y casas de cambio y, por otra, a los centros cambiarios, entre otras sociedades.

La dependencia indicó que en la actualidad los centros cambiarios solamente identifican a los usuarios con los que realicen operaciones a partir de un monto igual o superior equivalente a 500 dólares, pero desde el próximo año lo harán sin importar el valor.

Dicho ajuste se deriva de que el vigente marco regulatorio da un tratamiento distinto a un mismo tipo de operación cambiaria, realizada por diferentes prestadores del servicio y sin que se justifique dicha diferencia.

También se corre el riesgo de que los centros cambiarios no puedan respetar los límites establecidos para las operaciones con dólares en efectivo o sean utilizados para la realización de operaciones con recursos ilícitos, al fraccionarse en montos menores a 500 dólares.

Asimismo, la SHCP destacó la importancia de fortalecer e impulsar el desarrollo de los centros cambiarios, ya que mantener un trato diferenciado entre estos y las entidades del sector incrementaría el riesgo de afectar la manera en que son percibidos por instituciones del sistema financiero y usuarios de servicios cambiarios.