México ¿un buen destino de inversión?

Especialista aseguran que el país es un foco de atención debido a las reformas estructurales
 México registra una estabilidad macroeconómica en los próximos años, lo que generará mayores posibilidades: SE  (Foto: Redacción)

México (Notimex).- México sigue siendo un buen destino para invertir, pese a su moderado crecimiento, pues no hay miedo sobre la economía nacional que está bien posicionada respecto a otros países emergentes, consideró Banco Base.

La directora de Análisis Económico y Financiero de la institución, Gabriela Siller Pagaza, expuso que a pesar de los problemas que tiene el país, la economía sigue creciendo y a un mayor nivel que otras naciones latinoamericanas, como Brasil o Argentina.

Asimismo, expuso que México es “foco de atención” por el paquete de reformas estructurales aprobadas, y están dadas las condiciones para atraer mayores flujos de inversión, sobre todo en los sectores manufacturero, financiero y energético.

Agregó que los principales riesgos para la economía mexicana son externos, como que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos siga postergando el inicio de la normalización de sus tasas, un eventual triunfo del precandidato republicano Donald Trump y una crisis en la economía china.

Señaló que el principal riesgo interno para la economía mexicana es que la producción de petróleo registra una fuerte caída, y anticipó que dada la importancia que tienen los ingresos petroleros en las finanzas del país, en 2016 habría un nuevo recorte al gasto público.

Siller Pagaza estimó que Estados Unidos hará un primer incremento en su tasa en el primer semestre del próximo año, y después un segundo o tercer incremento en el transcurso de él, con lo cual del nivel actual de 0.25 %, se ubicaría un nivel de 0.75 a 1 % a finales de 2016.

Añadió que dada la correlación que tiene México con el sector manufacturero de Estados Unidos, sobre todo con la industria automotriz, la economía nacional resentirá este menor ritmo de crecimiento, pues se espera una contracción de las manufacturas y exportaciones mexicanas en el primer semestre de 2016.

Informó que Banco Base mantiene su pronóstico de crecimiento de 1.83 % para México en 2015, muy por debajo del potencial del país, afectado por la desaceleración de las manufacturas en Estados Unidos.

Además por el efecto negativo de la reforma fiscal y que aún no se alcanzan las expectativas de la reforma energética, ante la caída del precio del petróleo.

Para 2016, la institución financiera prevé que la economía mexicana crezca alrededor de 2.3 %, impulsado por un incremento en la inversión, sobre todo en el segundo semestre del año, así como por el inicio de un repunte del consumo interno a tasas de 3 %.

“Este año el crecimiento de México es de débil a moderado, y el siguiente es moderado, pero seguimos teniendo potencial, sobre todo yo le apostaría mucho a la reforma financiera”, subrayó la analista.

En cuanto a la inflación, proyectó que este año cerrará en una tasa de 2.65 %, para repuntar a 4.05 % en 2016, debido a que ya se empieza a observar un ligero traspaso de la depreciación del tipo de cambio sobre los precios, sobre todo en las mercancías no alimentarias.