Tópicos corporativos

Antes de tomar la decisión de cerrar la compañía, negociar sus obligaciones, o incurrir en mora, aplique la opinión del experto
 .  (Foto: IDC online)

Colaboraci?el licenciado Roberto Hern?ez Garc? Socio Director de Corporaci?exicana de Asesores en Derecho SC (COMAD), nos aclara.

Como consecuencia de la crisis que acecha en todos los ?itos empresariales, sean industriales, comerciales y/o de servicios, ha habido cierres de plantas industriales y f?icas, adem?de despidos; pero en ocasiones ha quedado la duda de si fue la mejor opci?ue las compa? debieron tomar.

Ciertamente, existen figuras en el ?ito jur?co con las cuales pudiera solventarse el posible cierre de una empresa. Asimismo, de encontrarse en una situaci?elicada se requiere ser m?cuidadoso, tanto en el cumplimiento de las obligaciones como en la forma de hacer  efectivas las contraprestaciones a favor.

La raz??com?or la cual se resuelve cerrar una corporaci?s por la falta de liquidez y p?ida de las dos terceras partes de su capital social, que en la mayor de las veces ocasiona disoluci? consecuente liquidaci?e la misma o someterse a un concurso mercantil. Ante esta situaci?no s?debe considerarse la posici?inanciera, sino las consecuencias o efectos que traer?acia las dem??as, sean administrativas o de operaci?/p>

La operaci?abitual de las compa? implica la celebraci?e diversos actos jur?cos: contratos distintos, adquisici?e cr?tos, toma de decisiones en asamblea, entre otros. En este momento de crisis ¿cu?s son los aspectos que deben cuidarse al interior de la empresa, en materia jur?ca, para no agravar la situaci?/p>

Ahora m?que nunca las empresas deben tener en cuenta los aspectos jur?cos, pues en momentos de crisis una adecuada decisi?egal permite a las empresas las m?mas expectativas de crecimiento sostenido; mientras que una mala decisi?puede acarrear problemas adicionales a los temas econ?os y financieros, y llevar a la empresa a situaciones cr?cas, e inclusive a la quiebra.

Por ejemplo, las empresas deben documentar claramente sus operaciones en contratos e instrumentos de garant?y, lamentablemente, recurrir menos a la buena fe, y no es que ?a se pierda, sino que puede diluirse en momentos de desesperaci?/p>

Resulta m?importante leer adecuadamente los documentos en los cuales se basan los derechos y obligaciones adquiridos, y evaluarlos por expertos que permitan su comprensi? alcance.

Por otra parte, la comunicaci?ntre las diversas ?as de la empresa (t?ica, financiera, recursos humanos y legal), resulta primordial para que las decisiones se vean en un contexto integral, y se conozcan las consecuencias legales ante la eventual toma de decisiones.

Por ejemplo, si el departamento de recursos humanos decide llevar a cabo despidos, es menester evaluar el efecto jur?co y econ?o de dicha decisi?Lo mismo para el ?a financiera, que en aras de mantener la liquidez, deciden no pagar a proveedores, generando incumplimientos que pueden resultar en intereses moratorios y litigios, en el menor de los casos, los cuales pueden resultar poco defendibles.

Para las empresas que participan como contratistas o proveedores del sector p?co, estar enterados de la informaci?acroecon?a y las regulaciones normativas y presupuestarias es determinante, pues trabajar con el gobierno no solamente es complicado, sino a veces frustrante, dados los incumplimientos de pago y las cuestiones que podr? suscitarse.

Ante esta situaci?pudiera ser que la crisis tuviera como consecuencia el cierre de la compa? por decisi?omada en asamblea, o bien por entrar en concurso mercantil y ser declarada en quiebra. En este ?mo supuesto, ¿qu?edidas recomienda tomar respecto de los contratos que se encuentran vigentes?

Definitivamente el primer consejo que dar?es: tratar de negociar los contratos existentes para concluir las relaciones comerciales en forma sana y conciliada.

?ta no es la primera crisis de M?co y penosamente en el pasado, muchas empresas literalmente huyeron de sus obligaciones perjudicando a sus contrapartes.

A?despu? todos sabemos cuales son esas empresas, que si bien parece ?renacieron de las cenizas?, lo hicieron de forma fraudulenta. Siguen operando, pero podr? tener muchos m?negocios si lo hubieran hecho en forma recta.

Personalmente he dado opiniones en las que les digo a mis clientes que eviten a una u otra compa?por sus malos antecedentes, y formalicen negocios con otras, que indudablemente se han mantenido o levantado gracias a mucho esfuerzo y sacrificio. Parecer?que no se toma en cuenta, pero la reputaci?e paga.    

En ese orden de ideas, lo recomendable es tener un equipo de negociaci?gresivo y honesto que permita cerrar las cuentas y documentarlas en una forma legal, clara y definitiva. Claro est?no todos aceptar?un ?arreglo?, pero definitivamente el intentarlo genera un gran valor y la posibilidad de que en un futuro, quienes no pudieron enfrentar la crisis, puedan intentarlo nuevamente con un historial legal y personal limpio.