Crecen opciones para negocio del crédito

La expectativa de rentabilidad en el otorgamiento del crédito es tan grande, que este año se ha dado de alta una Sofom al día

El abanico de posibilidades para ser empresario en el negocio del financiamiento se multiplicó en sólo dos años y ahora existen ocho alternativas para constituir una entidad financiera y competir.

Entrar a este negocio ya no requiere de grandes inversiones y actualmente se puede iniciar con un capital de 50 mil pesos, a través de una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom).

La expectativa de rentabilidad en el otorgamiento del crédito es tan grande, que este año se ha dado de alta una Sofom diariamente y actualmente hay 679 entidades de este tipo, sin contar las que están asociadas a grupos financieros.

Además de las Sofomes, existen las tradicionales Sociedades Financieras de Objeto Limitado (Sofoles), las Sociedades Financieras Populares (Sofipos), las Cooperativas de préstamo y las uniones de crédito y a estas opciones se sumarán los bancos de nicho y los corresponsales bancarios, que contarán con su normatividad este año.

El corresponsal es un establecimiento contratado por un banco para ofrecer productos y servicios financieros. Los rangos de inversión ahora son tan variados, que el negocio se está haciendo más accesible a inversionistas de menor tamaño.

Para constituir un banco comercial, se requiere un capital mínimo de 409 millones de pesos, y para una Sofol se necesita 25 por ciento de ese monto.

Crear un banco de nicho requiere 50 millones de pesos, dependiendo del giro, según la regulación secundaria que estará lista a final de año.

Otra alternativa es dar crédito a un grupo de socios que ponen capital para prestarse entre ellos mismos. Esta opción es la unión de crédito, para la que será necesario tener una capitalización mínima de 8 millones de pesos.

"Le ha ido bien al negocio financiero en los últimos cinco o seis años y los empresarios quieren entrar en él porque hay mucho potencial en el mercado mexicano.

"Sin embargo, hay retos que los nuevos jugadores deben asumir, como un manejo de riesgos crediticios adecuado y sistemas de cobranza efectivos", señaló Leonardo Bravo, director de servicios financieros de Standard and Poor's.

Manuel Sacal, director general de Sofoplus, consideró que la desventaja de las Sofomes es que no se puede captar el ahorro de los clientes y por lo tanto, el reto es conseguir fuentes de fondeo a bajo costo y gente que conozca el negocio crediticio y sus riesgos.

Para Fernando Álvarez, director general de Finanzas de Compartamos, no es lo mismo establecer una Sofom que una Sofol, por ejemplo, por lo cual hay que estudiar bien las ventajas de una figura sobre otra.

Fuente: Reforma