Licitarían espectro a precio de oro

Si la Suprema Corte de Justicia de la Nación declara inconstitucional el artículo 28 de la ley de medios, las televisoras tendrían que pagar hasta 600 millones de dólares por adquirir el espectro


Según especialistas y funcionarios, existen lagunas en la actual ley Ley Federal de Radio y Televisión aprobada por la Cámara de Senadores en marzo de 2006, en la cual se  interpreta que será decisión de las televisoras si regresan o no el espectro al Gobierno Federal.

Con las modificaciones a la Ley, específicamente en el artículo 28, se abrió la posibilidad de que las televisoras cambien su concesión a una de telecomunicaciones, sin que el Gobierno pueda hacer otra cosa que autorizarlo, y de esa manera quedarse con el canal espejo, aseguró Jorge Álvarez Hoth, ex subsecretario de Comunicaciones.

De acuerdo con la política de televisión digital en México, a cada empresa que opera actualmente un canal de TV le será otorgado temporalmente un canal adicional con el objetivo de que la programación se transmita al mismo tiempo en un canal con señal analógica y en otro con el sistema digital.

Una vez que se haya consolidado el cambio del sistema analógico al digital, las empresas devolverán a la SCT uno de los dos canales.

Según Álvarez Hoth, el Estado podría obtener hasta mil 600 millones de dólares si se licitara el espacio equivalente al que ocupan actualmente los canales 2 al 13 (que serían alrededor de 80 megahertz) si se toma en cuenta que, anteriormente, los concesionarios han pagado unos 200 millones de dólares por una porción de espectro de 10 megahertz.

Pero en el dictamen técnico de la Ley de Radio y Televisión que elaboró la SCT en tiempos de Pedro Cerisola se advierte sobre el riesgo de que el espectro que se otorgó a las televisoras para lograr la transición digital nunca se restituya al Estado.

"La Suprema Corte está discutiendo hasta dónde el artículo 28 de la nueva ley es constitucional porque ese artículo vulnera la capacidad del Gobierno para otorgar espectro radioeléctrico que es un bien del dominio público y no debiera tener capacidad nade más que el Gobierno de asignarlo y quitarlo", subrayó Álvarez Hoth.

La Comisión Federal de Telecomunicaciones admitió que se debe hacer una aclaración sobre el uso que tendrá el espectro que quede libre una vez que termine la transición.