Miden la calidad normas caducas

Las normas fueron impulsadas por Sectur, pero la misma dependencia dejó de promoverlas para apoyar otros esquemas de evaluación
 .  (Foto: IDC online)

México tiene 21 normas relacionadas con servicios de hospedaje, guías de turistas, campamentos, operadores de buceo, turismo de aventura, instituciones educativas del ramo, restaurantes y calidad de playas, pero más de 60 por ciento están desactualizados.

Seis de la Normas Oficiales Mexicanas tienen más de 10 años sin actualizarse; siete más debieron entrar a este proceso el año pasado y una en 2008, reconocieron especialistas.

Las últimas ocho son de cumplimiento obligatorio y deben salvaguardar la seguridad de los turistas.

Tres normas que evalúan los requisitos de calidad en servicio e instalación para que hoteles obtengan su certificación de estrellas llevan más de una década y actualmente no aplican.

Pese a que las normas fueron impulsadas por la Secretaría de Turismo en 1993, la misma dependencia dejó de promoverlas para apoyar el esquema estrellas y diamantes que evalúa otros indicadores, expuso Mercedes Irueste, directora general del Instituto Mexicano de Normalización y Certificación (IMNC).

Estas normas para hoteles son desconocidas por una parte del sector, dijo Jesús Náder Marcos, presidente de la Comisión Intercameral Concanaco-Concamin de Turismo y ex presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles.

Jaime Acosta, director de Calmecac, descartó que el programa haya fracasado o falte transparencia, pues interviene la iniciativa privada y tiene un subsidio desde hace 12 años.

Además, informó que hay 8 mil 500 hoteles precertificados y mil 400 que ya cuentan con la calificación.

Las otras tres normas con una antigüedad mayor a 10 años se refieren a la calidad de las instituciones de educación, capacitación y un proyecto de prestación de servicios de agencias de viaje.

El cumplimiento de la norma no es obligatoria por lo que no hay sanciones para quien no la cumpla, comentó Pedro Trujillo, encargado de Normatividad del IMNC.

Uno de los problemas de la falta de actualización de las normas es que el comité técnico de este sector no ha tenido reuniones de manera constante, y apenas empiezan a retomarse, expuso la directora del instituto.

Las normas no están disponibles públicamente, por lo que el consumidor debe hacer un pedido al IMNC y pagar un importe de 150 pesos por cada una, así como el envío.

La totalidad de estas normas carecen de una homologación internacional, pues no existe una norma similar o que sirva de base para los requerimientos que el Gobierno exige que se cumplan, de acuerdo con un análisis de la Confederación de Cámaras Industriales.

Fuente: Reforma