Seguridad en aerolíneas de bajo costo

Advierte ASSA que no pueden garantizar la seguridad de los usuarios debido al incremento en insumos como la turbosina
Notimex -

Las aerolíneas de bajo costo empiezan a tener problemas paragarantizar la seguridad a sus usuarios ante el incremento en insumos como laturbosina, advirtió la secretaria general de la Asociación Sindicalde Sobrecargos de Aviación de México (ASSA), Lizette Clavel Sánchez.   "Muchas de las aerolíneas de bajo costoestán demostrando que no pueden mantener esta condición de brindar untransporte seguro a sus pasajeros. Hay modelos de aerolíneas de bajo costo quepudieran garantizarlo, pero no me atrevería a decir que son más de cinco de lasque operan en el país, de un total de 10 de bajo costo", dijo.  

Ese tipo de aerolíneas iniciaron operaciones en el país hace tres añoscon tarifas reducidas, a cambio de sacrificar comodidades, alimentos y bebidasen vuelos cortos y con aeropuertos secundarios.   En entrevista con Notimex, Clavel Sánchezexpuso que la relación precio con calidad está muy vinculada, al igual que larelación precio-seguridad.  

Por su parte, el Presidente de la Cámara Nacional deAerotransportes (Canaero), Javier Christlieb Morales, dijo que los altosprecios de los combustibles afectan "a grandes y pequeñas empresas porigual".   Explicó que las aerolíneastradicionales tienen una estructura pesada y con altos costos operativos,aunque en los últimos dos años han tratado de reestructurarse, "haciendograndes esfuerzos por reducir sus costos".  En cuanto a las empresas de bajocosto, como Interjet, Volaris y Click, mencionó que mantienen una estrategia detarifas bajas, pero sus ingresos no son suficientes para el pago de los costosoperativos.   El directivo dijodesconocer a qué capacidad trabajan las aerolíneas, porque "tendría queconocer el número de aviones que las empresas están dejando en tierra y elnúmero de vuelos sin operar, pero en definitiva si es más alto el costo detener una nave volando, las empresas la van a dejar en la pista, en laplataforma".   Lo cierto, insistió,es que el encarecimiento de la turbosina ha detenido el crecimiento de lasaerolíneas, que "tienen proyectos de aviones adicionales que estántratando de demorar en lo que esta situación se soluciona". 

Argumentó que el "entorno de bajo costo" se ha perdido,pues  "uno de los elementos másimportantes que es la turbosina no representa un bajo costo".   Christlieb Morales explicó que los costosaeroportuarios también afectan a la industria, al representar de 8.0 a 15 por ciento delingreso de una empresa.   Destacó que laaviación es "pilar de buena parte de la actividad económicanacional", al incidir en sectores como turismo, negocios, carga ypaquetería, además de generar 25 mil empleos directos.   Sobre la duración de la crisis delcombustible, la secretaria general de la ASSA, Lizette Clavel, estimó que no hayespecialistas capaces de predecir su duración, aunque en los últimos días se haobservado una baja en los precios del petróleo, "lo que podría prever sino una recuperación, al menos una estabilidad en los precios".  

Resaltó que si se rechaza dar subsidios a laindustria, con el argumento de que sólo beneficiaría al 5.0 por ciento de lapoblación que es la que utiliza avión, "entonces tendríamos que asumir quese trata de un gobierno que sólo responde al 95 por ciento restante de lapoblación; es una visión limitada de lo que significa la aviación" .

Finalmente, el presidente de la Canaero coincidió con ladirigente sindical, al señalar que "si bien es cierto que 5.0 por cientode la población utiliza el avión, debemos decir que son 20 millones de viajes anivel nacional".

Fuente: Notimex