Competencia en crédito al consumo

El mercado de tarjetas de crédito es el más afectado, la competencia de instituciones no bancarias, como la Sofol o Sofom es casi nula
.
 .  (Foto: IDC online)

En el ?Foro de propuestas y compromisos México ante la crisis: ¿qué hacer para crecer?? realizado en el Senado de la República del 27 de enero al 16 de febrero, la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) presentó tanto su opinión como su propuesta de cambio respecto de la posición de los prestadores de servicios financieros frente a los usuarios.

La Cofeco expresó las siguientes como ventajas y desventajas en el mercado financiero:

VENTAJAS DESVENTAJAS
Reducción del capital social mínimo para operar como institución de banca múltiple Pero prevé mayores requisitos para abrir sucursales, y ello inhibe el acceso de usuarios a tales instituciones 
Creación de la figura de las sociedades financieras de objeto limitado, ahora de objeto múltiple  Estas nuevas figuras no ofrecen fácil acceso a sus usuarios
Existencia de un marco jurídico que obliga a las instituciones bancarias a informar todas y cada una de las comisiones que se cobran a los usuarios, así como las causas Las tarifas cobradas por la banca son tan altas y similares que inhiben la competencia 
Establecimiento de mecanismos electrónicos para transferir depósitos  No todas las instituciones financieras cuentan con las mismas facilidades de acceso electrónico

Ante tales contradicciones, en opinión de la Cofeco, el mercado de tarjetas de crédito es el más afectado, pues la competencia de instituciones no bancarias, como las Sofoles o Sofomes, es casi nula; por ello sugiere:

  • regular los cobros a usuarios, limitar los cobros extraordinarios, y ofrecer tasas y comisiones competitivas
  • no limitar la oferta de servicios, y ofrecer los productos adecuados para cada sector (población de menores ingresos, micros y pequeñas empresas, y nuevas compañías)

Asimismo, la Cofeco propone fijar multas para contrarrestar los beneficios ilícitos derivados de la posible comisión de prácticas monopólicas en el sector bancario, en proporción a los ingresos totales del infractor, conforme a la práctica internacional; así como promover las sanciones penales para disuadir la colusión entre competidores, no sólo a las corporaciones sino también a las personas físicas directamente involucradas.