PPP: incentivos de la economía

El sector público como el privado trabajarán juntos para contar con los recursos máximos para tener infraestructura a nivel mundial
 .  (Foto: IDC online)

La crisis mundial ha ocasionado ?la inmovilidad? en muchos sectores de la economía, ante ello, los especialistas consideran que es necesario mejorar la infraestructura, como energía, agua, y transporte, entre otros, y con ello la inversión. Sin embargo, la falta de liquidez actual provoca la necesidad de financiamiento, pero sus  restricciones para el sector público siguen siendo altas y se ven agravadas en todo el mundo por los diversos compromisos de los paquetes de rescate que los gobiernos han formado para otros fines. Esta situación, inevitablemente detiene los programas para mejoras de infraestructura, como el sector comunicaciones y transportes en México.

Tales programas no deberían posponerse, pues son esenciales para la vida misma del Estado, son proyectos con un impacto a largo plazo y no es posible ?esperar? a que la economía mejore.

Por ello, en un futuro podría verse un alza en el número de proyectos de infraestructura realizados por asociaciones del sector público y privado (PPP ?Public-Private Partnerships?) utilizando fondos y recursos del sector privado para proporcionar servicios públicos de infraestructura. Una de las ventajas que representaría es que se puede ver dónde se ha gastado el dinero y predecir con mayor certeza los ingresos que se generarán.

Ante este panorama, se sugiere que los sectores privado y público consideren qué impacto ha tenido la crisis crediticia en el mercado de infraestructura para entender cómo pueden trabajar conjuntamente, pues ante esta situación, los gobiernos podrían recurrir, a corto plazo, a las PPP para la realización de estos proyectos. Aprovechar el limitado dinero público disponible mediante el acceso a los fondos privados, permitirá contar con los recursos máximos para infraestructura a nivel mundial.

Si es así, cuando la actual desaceleración del mercado empiece a salir de su letargo, la infraestructura podría ser uno de los primeros sectores que se vean beneficiados, ya que, para muchos inversionistas, representa primordialmente una inversión física relativamente segura con apoyo de los fondos de inversión.

Fuente: Infraestructura: una solución para enfrentar la crisis mundial, por: Hugo García, Director de  Asesoría de la Práctica de Infraestructura de KPMG en México.