¡Que no clonen su tarjeta!

Siga las recomendaciones que la Condusef hace para el manejo seguro de su tarjeta de crédito y/o débito con el objeto de evitar fraudes
 .  (Foto: IDC online)

Uno de los ilícitos que con mayor frecuencia se ha suscitado recientemente, es la clonación de las tarjetas de crédito o débito, de cuyo uso su titular se percata hasta que recibe su estado de cuenta, ante lo cual pudiera reclamar el desconocimiento del consumo respectivo y firma de quien lo efectuare.

Tal clonación consiste en la emisión de una copia de un plástico, sin la autorización del legítimo tarjetahabiente que otorga, a quien la porte, las atribuciones del plástico original, es decir, del emitido legalmente por una institución bancaria. Para evitar la comisión de este ilícito, la Comisión para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) hace las siguientes recomendaciones:

  • utilizar la tarjeta en locales comerciales debidamente establecidos
  • mantener contacto visual con la tarjeta, en la medida de lo posible, para evitar que la persona que efectúe la transacción la clone o copie mediante la técnica skimming (dispositivo que almacena sus datos)
  • ser utilizada (deslizada) solamente en los aparatos de las terminales punto de venta y cajeros automáticos
  • evitar dar información de la tarjeta, como números o domicilios, entre otros datos, a gente o entidades no autorizadas
  • revisar los estados de cuenta para verificar el correcto uso de la tarjeta
  • destruir el papel o documentación en los que aparezcan datos (números, nombres, domicilios)  sobre la tarjeta para evitar el uso inadecuado de esa información
  • contratar los servicios de alerta o aviso  que  ofrecen las Sociedades de Información Crediticia (Buró de Crédito, Círculo de Crédito) mediante los cuales se reporta al legítimo tarjetahabiente vía teléfono celular o correo electrónico, cualquier modificación o utilización de la información contenida en su Reporte Especial de Crédito
  • no responder a peticiones o requerimientos de información recibida a través de correos electrónicos
  • solicitar, si el establecimiento cuenta con terminales móviles, que le lleven y deslicen la tarjeta en su presencia