Integran fondo mixto para patentes

El IMPI y el CONACYT crearán el próximo año un fondo mixto para apoyar proyectos patentables para comercializarse en el sector privado
 .  (Foto: IDC online)

La Secretaría de Hacienda autorizó la clave para crear el programa de apoyo para proyectos patentables y comercializables de manera conjunta entre el  Instituto Mexicano para la Propiedad Industrial (IMPI) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Sólo falta un trámite para poder echar a andar el fondo mixto que contará con 400 millones de pesos", aseguró Jorge Amigo Castañeda, director del IMPI.

Agregó que el proyecto, que se planteó desde enero del año pasado, consiste en detectar patentes mexicanas viables, así como financiar estudios de mercado, técnicos y financieros para comercializarlas en el mercado nacional y extranjero.

El IMPI invertiría 200 millones de pesos y Conacyt otros 200 millones de pesos para detectar patentes viables comercialmente, expresó Jorge Amigo Castañeda, director del IMPI.

La ventaja de involucrar al Conacyt es que ellos tienen la experiencia de la administración de los fondos mixtos, así como la operación de sus reglas, lo que agilizará la operación del fondo IMPI-Conacyt, dijo.

El fondo podría ser autorizado este mismo año, para empezar en enero la primera etapa, que estaría a cargo del IMPI.

Explicó que en el IMPI se detectarían los proyectos que pueden ser patentables, es decir, que sean proyectos de productos o procesos nuevos que tengan una viabilidad comercial, y con los recursos que ponga el IMPI se pagaría el proyecto de patente.

La segunda etapa consistiría en definir qué proyectos patentables pueden ser comercializables en el corto y mediano plazos, para que con los recursos del fondo se realice el plan de negocios, es decir los estudios de costo-beneficio y el de mercado-técnico-financiero.

En este fondo el IMPI estará como parte del comité técnico, y tendrá la primera parte que es analizar que el proyecto sea patentable, y después la parte de mercado lo contratará el fondo con empresas que se dedican a hacer eso.

El IMPI no tiene facultades para hacer planes de negocio, por lo que sería a través del Conacyt que se contrataría a empresas que pueden hacer este trabajo.

A través de este esquema, el Instituto podría destinar sus excedentes financieros para tener fondos que permitan promover el desarrollo de patentes en universidades y financiar estudios de factibilidad de aplicación de patentes.

Fuente: IMPI