Trabajo reconocido, corazón contento

No llevar a cabo una motivación adecuada de los subordinados, genera en ellos una sensación de incomodidad y de falta de valoración de sus labores
 .  (Foto: IDC online)

Para que un subordinado incremente su productividad es necesario reconocer su trabajo y etimularlo, ello con el propósito de evitar que busque otras opciones laborales.

A decir de Maritza Sánchez, comunicadora de la Universidad Autónoma Metropolitana y especialista en comunicación organizacional, incentivar esporádicamente a los trabajadores es un error común en las organizaciones.

Existen líderes que piensan que motivan a sus colaboradores cuando respetan sus fechas de disfrute de vacaciones, o bien, organizan comidas en fechas especiales; sin embargo la motivación va más allá, porque para lograr que el personal se desempeñe mejor y, sobre todo, que sea perdurable, es necesario mantener un ambiente laboral óptimo todo el año, implementando acciones constantes, como llevar a cabo entrenamientos periódicos, dinámicas de retroalimentación, así como permitir que el personal tenga autonomía al momento de desarrollar sus actividades.

Como puede observarse, la solución no se reduce al dinero, ya que si bien éste es un motivador, no es el más eficiente, porque existen incentivos más satisfactorios y perdurables en la mente de los individuos, como el reconocimiento de su trabajo ante sus compañeros.

Así las cosas, es conveniente tener presente que no llevar a cabo una motivación adecuada de los subordinados, genera en ellos una sensación de incomodidad y de falta de valoración de sus labores; situación que en buena medida es el motor de la deserción laboral.

Según una encuesta realizada por la firma Randstad Holding, México es la segunda región con el índice más alto de movilidad de trabajadores, lo que significa que éstos tienen la expectativa de ser contratados en otro lugar en los próximos meses.

El estudio también señala que las causas por las cuales los mexicanos buscan otro trabajo están relacionadas directamente con: encontrar mejores condiciones de empleo (37%), circunstancias organizacionales (33%) y la insatisfacción con sus patrones (22%).

No cabe duda que invertir en estrategias de motivación para los colaboradores redunda no sólo en beneficios para ellos, sino para el buen clima organizacional y el alza de la productividad en las empresas.

Fuente: www.cnnexpansion.com.mx