Reforma laboral regresa a Cámara de Diputados

Corresponderá a los diputados definir su postura respecto de los aspectos sindicales, aprobados ayer en la Cámara Alta
.
 .  (Foto: IDC online)

La reforma laboral regresará a la Cámara de Diputados para una nueva revisión, después de haber sido aprobada por el pleno del Senado mexicano con los temas de democracia y transparencia sindical, que confrontaron al PRI con el bloque formado por el PAN y el PRD. 

El aval de los senadores terminó la madrugada de este miércoles en una sesión que duró casi 12 horas.

La aprobación en lo general ocurrió después del mediodía por 100 votos a favor y 28 en contra. Los partidos que respaldaron el documento fueron el PAN, el PRI, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal), en tanto las fuerzas de izquierda —el PRD, el Partido del Trabajo (PT) y Movimiento Ciudadano— lo rechazaron. 

Entonces comenzó una larga discusión en lo particular, en la que la izquierda, pese a su rechazo al documento, acordó aliarse al PAN para impulsar la inclusión de cambios sindicales. 

La alianza legislativa logró de ese modo superar al bloque de PRI, PVEM y Panal, por 66 contra 62 votos, para incluir artículos que establecen sanciones para los dirigentes sindicales que no rindan cuentas a sus agremiados, así como para obligar a que la firma de contratos colectivos deba consultarse con los trabajadores de una organización.

El PAN y el PRD también consiguieron introducir en la reforma la obligación de que los líderes gremiales se elijan mediante voto libre, directo y secreto.

Los priistas se opusieron a esos cambios bajo el argumento de que son contrarios a la autonomía sindical, aunque sí respaldaron otras modificaciones: que el registro de los sindicatos deba cumplir los principios de transparencia y legalidad, que su información pueda ser consultada por cualquier persona, y que los contratos colectivos y reglamentos de trabajo sean públicos. 

El apoyo del PRI a esas propuestas representó un cambio respecto de la postura que el priismo había defendido en las últimas semanas. 

Con estos cambios, por ley la reforma debe regresar a la Cámara de Diputados para una nueva revisión. La Cámara baja ya había avalado el documento a finales de septiembre con disidencias respecto a los sindicatos. 

Para más información: CNN México