Lo que debes evitar en tu CV

Conoce qué es lo que los reclutadores no desean leer en tus antecedentes laborales
 .  (Foto: IDC online)

Hoy en día existe una gran competencia en el mundo laboral, por eso es importante tratar de sobresalir cuando estás en busca de un empleo, y la mejor forma de hacerlo es a través de un Currículum impecable.

La clave para elevar en un gran porcentaje tus posibilidades como candidato a ocupar un buen puesto es evitar ciertos temas, tanto en la hoja de vida como en la entrevista con el reclutador, de acuerdo con la consultora OCC Mundial.

El Currículum “es nuestra principal forma de presentarnos, aquello que nos hará destacar de entre los demás candidatos, por lo que su importancia es sumamente elevada”, explica esa empresa.

Por eso evita incorporar en tus antecedentes lo siguiente:

1.    Hablar demás sobre tu vida privada

Si bien es cierto que hay algunos detalles personales que nunca deberán faltar en tu Currículum, tales como: Nombre completo, e-mail, número telefónico o algún otro de contacto, cualquier otra información personal debe ser mínima.

Evita llegar a un extremo en el que en tu dirección incluso menciones entre qué calles se encuentra tu casa. La regla es la siguiente: Si el reclutador requiere más sobre estos datos, él será quien se encargue de preguntártelo o averiguarlo.

 2.    Colocar fotografías fuera de lugar

Aunque no lo creas, este punto resulta muy influyente para los entrevistadores a la hora de analizar tu hoja de vida. Imagina esto: ¿Qué pensarías si estás buscando a alguien para cubrir un puesto gerencial, tiene el Currículum perfecto para las necesidades a cubrir, pero en la foto sale en un contexto o pose inapropiada?

Recordemos que la fotografía a colocar debe ser discreta, no es para postular como modelos. Te recomendamos recurrir a una de cualquier documentación oficial como pasaporte o fotografía del título profesional. Hay que tener especial cuidado con el fondo, el entorno, la vestimenta, el maquillaje (para las mujeres) e incluso la postura.

 3.    Hablar sobre el trabajo que obtuviste a los 14 años

Si bien es muy valorada la experiencia con la que cuentas como candidato, está de sobra mencionar el primer trabajo que tuviste a temprana edad. Es válido que si durante la entrevista surge la oportunidad de mencionar aquel trabajo que tuviste cuando eras joven, el cual te ayudo a definir tus metas profesionales, puedes abordarlo, sin entrar en mayores detalles.

 4.    Dar información falsa o exagerar

Si bien es cierto que llega un punto en el que en nuestra desesperación por no encontrar trabajo podemos llegar a caer en tratar de "embellecer" nuestro Currículum, no es la mejor opción.

Para que las cosas marchen bien es necesario ser sinceros, por lo que el exagerar tus logros o tratar de ocultar alguna mala experiencia convirtiéndola en todo lo contrario, puede resultar catastrófico.

 5.    Incluir documentación que no ha sido solicitada

La mayoría de las veces sentimos la "necesidad" de demostrar que todo lo que se encuentra en el escrito es verdad, por lo que optamos por incluir en él copia de nuestro título, la última boleta y algún reconocimiento obtenido. No es recomendable hacerlo a menos que nos lo solicite el mismo reclutador.

Es importante la preparación con la que contemos para dar un mayor valor a nuestro Currículum, sin embargo no es necesario que demuestres todo aquello en lo que tienes preparación profesional hasta que el reclutador te pida.