Reforma Laboral se turnó a la Comisión del Trabajo

Diputados del PAN solicitaron sin éxito que se discutiera directamente en el pleno
 .  (Foto: IDC online)

La Mesa Directiva de la Cámara de Diputados turnó a la Comisión del Trabajo y Previsión Social la minuta sobre Reforma Laboral que regresó el Senado, luego de hacerle varias modificaciones.

El presidente en funciones de la Mesa Directiva, Francisco Arroyo Vieyra (PRI), indicó que esa instancia legislativa “no puede sino turnar el asunto a comisión”, informó la Cámara baja en un comunicado.

“Las valoraciones políticas respecto a la premura o no, o al límite de la propia iniciativa preferente, en cuanto a términos temporales, lo harán los órganos de gobierno y la propia Comisión del Trabajo”, agregó el legislador.

Con lo anterior Arroyo Vieyra dio respuesta a la bancada del PAN que pedía que la minuta fuera votada de manera directa en el Pleno. Sin embargo, el legislador del PRI reiteró que lo procedente era turnar la minuta a la Comisión del Trabajo.

A su vez, el diputado Juan Bueno Torio (PAN) tomó la palabra para solicitar que la Reforma Laboral fuera desahogada el miércoles directamente por el Pleno, con el propósito de cumplir con los 60 días que se establecen para el trámite de las iniciativas preferentes.

“Se solicita de manera más atenta que la minuta (enviada por el Senado) se pueda discutir en sus términos el día de mañana (miércoles) en el Pleno de la Cámara de Diputados, en virtud de que sólo estarán a discusión (los) ocho artículos” modificados por los senadores, apuntó Bueno Torio.

Sin embargo, la minuta fue enviada a la Comisión del Trabajo debido a que al ser modificada por los senadores perdió su calidad de preferente.

A su vez, el presidente de Comisión del Trabajo y Previsión Social, Carlos Humberto Aceves del Olmo, afirmó que la iniciativa de Reforma Laboral no es un asunto de urgente resolución, por lo que ésta se discutirá en el tiempo que sea necesario.

Aseveró que el trabajo de la comisión no estará “sujeto a caprichos” y se dará trámite ordinario a la iniciativa. Añadió que no se busca enviar a la “congeladora” el dictamen, sino abordarlo de manera adecuada y de acuerdo con los tiempos que establece el reglamento de la Cámara.