Consejos para que te aumenten el sueldo

El 85% de quienes solicitan un incremento salarial lo obtiene, sólo es cuestión de atreverse
 .  (Foto: IDC online)

La posibilidad de que tu jefe te llame a su oficina y te anuncie un flamante aumento del 50% de tu salario actual es remota, sin embargo en el mercado laboral de hoy los aumentos y los ascensos no son imposibles, pero hay que ir a buscarlos, recomiendan las consultoras OCC Mundial y Accenture.

De acuerdo con un estudio de esta última empresa, que encuestó a más de 3,000 empleados de 29 países, en 2011 sólo el 44% de las mujeres y el 48% de los hombres solicitaron un aumento. “La buena noticia es que de las personas que se arriesgaron 85% obtuvo algo”.

Respecto a promociones la cifra fue aún más baja: Sólo 28% de las mujeres y 37% de los hombres solicitaron en sus empresas un puesto de mayor responsabilidad. Un 42% de las personas consiguió la promoción esperada.

“¿Qué nos dicen estas cifras? Por una parte que es necesario atreverse y hablar sobre nuestras necesidades a las empresas”, considera OCC Mundial.

Por eso, si crees que ya necesitas un aumento salarial considera:

1. ¿Por qué lo mereces? Es lo primero que debes responder antes de ir con tu jefe a solicitar mejores condiciones laborales. Actualmente no es suficiente cumplir con nuestras funciones, tener antigüedad y ser puntuales. Ser un trabajador promedio no te dará un aumento.

Una excepción puede ser que tus actividades y carga de trabajo hayan ido en aumento sin mejoras salariales. Si es así, un aumento o una promoción tienen fundamento, sobre todo si tu trabajo ha sido sobresaliente.

2. ¿Cuánto quieres? Investiga cómo se está pagando por tu trabajo en el mercado y establece un porcentaje razonable. Toma en cuenta que muchas empresas tienen políticas sobre límites en ajustes de salario, así que infórmate.

Respecto a una promoción debes cerciorarte de que la posición a la que aspiras esté disponible, y también si cumples con los requisitos para cubrir un nuevo puesto.

3. No te compares con un colega. Un error común es llegar con el jefe y decirle “Es que a X le pagan más que a mí”. Es muy posible que haya una persona que realiza el mismo trabajo que tú y recibe más o menos salario.

¿Por qué sucede? A menudo depende de cómo haya sido la negociación de dinero durante esa contratación.

4. Resultados por delante. Así como nos preparamos para ser contratados en un proceso de selección, cuando aspiras a un mejor puesto o un aumento de sueldo también es necesario prepararse.

El proceso es muy similar: Los resultados que has obtenido y tu buen desempeño es como tu currículum.

5. La antigüedad no es un argumento.  Puede pasar que en una empresa haya un elemento que obtuvo un ascenso en un año y otra que lleva 10 años y no ha conseguido mejorar sus condiciones laborales.

6. Elige el momento adecuado. Antes de pedir un aumento es importante saber cómo le está yendo a tu empresa.  Cuando la situación es desfavorable los aumentos y promociones suelen posponerse.

7. ¿Y si dice que no? Busca otros beneficios. No sólo el dinero puede mantenerte motivado en tu empleo. Si por el momento no es posible un aumento de sueldo puedes buscar otros beneficios, como la oportunidad de tomar un curso, un horario más flexible o algún tipo de compensación adicional.

8. Sé discreto. Mantener tu intención de una promoción o aumento es un tema delicado que es preferible mantener de manera confidencial.