Coaching de equipo frente al individual

Conozca los beneficios que representa para las organizaciones aprender los unos de los otros de manera generativa, por Angy Newman Coach Ejecutiva y BPM.
.
 .  (Foto: IDC online)

Se dice que todo lo que debe hacer un coach frente a un equipo es que se vuelva diferente, que olviden las excusas, ayudando a que la gente se haga responsable y siga adelante, mostrarle al grupo una imagen que deseen hacer realidad, proporcionándoles las herramientas necesarias y, luego, quitarse del camino para que de esa manera aprendan a dejar un legado de valor, de gran significado para las presentes generaciones como las venideras.

Exigir siempre lo máximo y lo mejor

Por encima de cualquier trabajo en equipo, es la responsabilidad personal. Desde la perspectiva que ser responsable implica el poder cuestionar a la persona por sus actos y pedirle cuentas por lo que haga para que se vea reflejado en beneficio de la organización. Asimismo, cumplir con sus obligaciones sin necesidad de que un superior se los esté recordando. Se tiene la responsabilidad de utilizar sus aptitudes hasta el máximo de su capacidad sin temores y con la idea firme que potencializar lo aprendido debe manifestarse en los equipos de trabajo. Si al realizar su trabajo no hace el mejor esfuerzo, no solo se está engañando a sí mismo, sino engaña a su jefe, a sus compañeros y a la organización a la que pertenece. En el coaching de equipo se conocen las emociones, los sentimientos, las debilidades, las fortalezas, los temores y las acciones de cada uno de ellos. Se trabaja para hacer de ellos un todo de beneficios, podrán existir retos, pero no se permitirá dentro de la dinámica permanecer bloqueados mentalmente. Se expone el método de trabajo dividido en tres etapas para infundir responsabilidad entre el equipo:

  • sé les indica qué se espera de ellos y por qué
  • sé les entrega las herramientas que puedan necesitar para llevar a cabo su trabajo, y
  • una vez que el equipo está enterado y se les han proporcionado las herramientas, el coach se hace a un lado

Independientemente del modelo utilizado para trabajar o el elegido formar a los coaches, éstos están comprometidos con la consolidación de su profesión, tan joven como apasionante, por lo que deben aprender a verla como un todo, reconociendo el aporte de las diferentes escuelas, la experiencia propia y el trabajo con los equipos y grupos, huyendo del sectarismo y de las actitudes excluyentes. Esto permite tener relaciones valederas para beneficio del grupo, equipo y las organizaciones; afianza y consolida los vínculos que ayudan a los profesionales a lograr su objetivo.

El hombre, durante siglos ha ido evolucionando a través de la convivencia dentro de grupos y a la interacción con otros individuos. Siempre han existido maestros, tutores y expertos, que guiaban a pueblos, religiones o áreas de conocimiento. Todos ellos aparecen tanto en la literatura como en las creencias populares y son figuras a seguir e imitar que aportan una visión de la vida que hace que cada uno encuentre aquellos consejos más adecuados para crecer personalmente y afrontar las diversas situaciones de la vida de una forma más eficaz. Ejemplos claros son Jesús de Nazaret y sus discípulos, los maestros orientales, los artesanos medievales, etc.

En las últimas décadas, se vincula el coaching de equipo con el entrenamiento deportivo. Los equipos que practican deportes, en equipo, tratan de obtener el máximo potencial de cada jugador. Por tanto, los principios del coaching no son nuevos. Lo que tal vez sí lo sea es su aplicación al mundo empresarial y los programas de liderazgo, cuando algunos pensadores de las ciencias de administración de empresas comenzaron a interesarse en la forma como los entrenadores dirigían a sus jugadores.

La economía global y competencia han "cambiado las reglas de juego de las empresas" y las compañías no pueden controlar todo desde arriba. El éxito viene determinado por su flexibilidad y su preparación para afrontar nuevos retos y responder rápidamente a las demandas del mercado, la política y la sociedad. Esta capacidad para el cambio no puede ser programada efectivamente dentro de sistemas y procedimientos. Las organizaciones necesitan gente que pueda pensar por sí misma y responder instantáneamente. Es ahora, cuando el coaching aplicado a la empresa cobra gran importancia.

Coaching de equipo

El trabajo del coaching de equipo debe ejecutarse de forma coordinada para llevar a cabo el proyecto solicitado por la compañía. El equipo responde del resultado final de manera conjunta, y no cada uno de sus miembros de forma independiente. Cada miembro está especializado en un área determinada que impacta al proyecto. Los integrantes del grupo son responsables de un cometido y solo si todos ellos cumplen su función será posible sacar adelante el proyecto. El trabajo en equipo a través del coaching no es simplemente la suma de aportaciones individuales, sino un grupo de personas trabajando juntas en la misma materia. El trabajo en equipo se basa en las cinco “C” con la supervisión de un coach:

  • complementariedad. Cada miembro domina una parte determinada del proyecto. Todos los conocimientos son necesarios para sacar el trabajo
  • coordinación. El grupo de profesionales deben trabajar con un coach líder, actuar de forma organizada con vista a sacar el proyecto adelante
  • comunicación. El trabajo en grupo exige una comunicación abierta entre sus miembros, esencial para poder coordinar las distintas actuaciones individuales. El grupo funciona como una máquina con diversos engranajes, todos deben funcionar a la perfección, si uno falla, el grupo fracasa
  • confianza. Cada persona confía en el buen hacer del resto de sus compañeros. Esta confianza le lleva a aceptar que primero es el éxito de la organización y después, el personal. Cada miembro trata de aportar lo mejor de sí mismo, no buscando destacar entre sus compañeros, sino porque confía en que estos harán lo mismo, sabiendo que éste es el único modo de que el grupo pueda lograr su objetivo, y
  • compromiso. Cada miembro del equipo se compromete a aportar lo mejor de sí mismo

El diálogo y la discusión en los equipos de trabajo

Según la teoría sobre el diálogo, existen dos tipos de fenómenos recíprocos: el diálogo y la discusión. Ambos son necesarios para que un equipo aprenda. Sin embargo, éstas tendrán posibilidades de aflorar solo si los equipos son capaces de apreciar sus diferencias. El propósito del diálogo es explorar asuntos complejos con el fin de que todos los miembros de un equipo aprendan. De esa manera, se logra desarrollar una sensibilidad que trasciende el acto de "pensar".

La discusión en cambio, tiene como fin conseguir que el equipo acepte todos los puntos de vista. Con ello, un tema de interés común se podrá analizar sin ningún prejuicio y a través de distintos puntos de vista. En resumen, los diálogos son creativos, porque hacen surgir nuevas ideas, mientras que las discusiones productivas permiten comparar estos temas. Desde esta perspectiva, el propósito del coach corporativo en los equipos es alentar el dominio del diálogo y la discusión.

Entonces, elcoaching de equipo es una innovadora metodología que permite a las empresas maximizar el potencial de sus equipos y cambiar la cultura organizacional, especialmente en situaciones de crisis económica como la actual, cuando una inversión en las personas puede ayudar a una empresa a superarla. Con esta inversión, además de potenciar el talento individual, se crea una cultura de trabajo en grupo, se mejora la productividad y se alcanzan los objetivos empresariales de una forma más eficaz.

El coaching de equipo permite a un grupo de personas alcanzar su meta al mismo tiempo que desarrollan las competencias para incrementar la productividad en su actividad profesional. La clave de esta técnica está en conseguir que las personas del equipo tomen conciencia sobre la necesidad de interactuar para alcanzar los objetivos empresariales. Además, aumenta la productividad al incrementar la cooperación e implicación de las personas en la organización y reducir casi a cero los conflictos interpersonales o interdepartamentales.

La inversión en un colectivo produce un efecto multiplicador en la empresa. De este modo, el retorno de la inversión del coaching en equipo es muy superior al individual, pues permite desarrollar entre sus participantes tanto competencias individuales como de equipo, y generar grupos de trabajo cohesionados.

Otra de las principales ventajas del coaching en equipo es que permite alcanzar los objetivos más rápido. Antes de que acabe el proceso ya se pueden apreciar cambios en las personas que participan en él, y cuando finaliza, los beneficios individuales y colectivos del trabajo en grupo ya se han consolidado. A partir de este momento es cuando se inicia la propagación de sus beneficios en la empresa.

En definitiva, para atajar la crisis las empresas necesitan soluciones que les permiten incrementar la productividad a la vez que reducen costos. El coaching en equipo es una excelente herramienta para conseguir grupos cohesionados capaces de encontrar soluciones innovadoras y creativas, mejorar el aspecto operativo e invertir su talento en su actividad profesional.

El coaching de equipos trabaja con grupos para su rendimiento

Trabaja en el desarrollo de su rendimiento, ya sean equipos de trabajo, directivos, deportivos, etcétera. Su propósito es lograr que cada uno de sus miembros alcance su pleno potencial y que el equipo trabaje cohesionado y como una unidad para la consecución de un objetivo común. Para el buen funcionamiento de un equipo es necesario que exista una misión compartida, un buen canal de comunicación, un ambiente armónico, responsabilidad de sus miembros, y una adecuada planificación y coordinación, entre los factores más importantes.

El coach profesional acompaña al grupo potenciando su funcionamiento, fomentando el diálogo y un “feedback” constructivo, invitando a la reflexión, a la observación de todos sus integrantes. Mediante el coaching, es el equipo quien descubre sus puntos fuertes y débiles, aprende a identificar comportamientos, creencias o juicios limitadores, roles y costumbres defensivas y descubre cómo tales conductas impactan en sus relaciones. Con base a la visión compartida, el propio grupo define objetivos específicos y desarrolla un plan de acción y compromisos para su consecución. El coach es el encargado de guiar al grupo en este proceso.

Beneficios del coaching de equipo

Dentro de una reunión típica, los miembros no solo aprenden de sí mismos y sus propias experiencias, sino que actúan también como coaches de los demás.

El coaching de equipo de desarrollo de personal y profesional, es una forma especial de trabajo, en el cual el grupo se reúne, guiado por un coach para ayudar de forma individual y en grupo. Este modelo de trabajo es muy beneficioso ya que se rige por el modelo de aprendizaje cooperativo y la cooperación generativa.

Este modelo permite que el proceso funcione para todos los miembros y facilita que puedan lograr sus objetivos individuales. Su finalidad siempre será generar un entorno en donde naturalmente unos aprendan de otros de manera generativa, creando vínculos y procesos auto organizado. El aprendizaje generativo, en tanto, permite trabajar juntos, compartiendo y colaborando en el camino de crear la vida que siempre se deseo. La suma de los aprendizajes, experiencias y avances general un ámbito de trabajo potencializador que energiza a los participantes a seguir en el camino de vivir objetivos.

El coaching de equipo ayuda a las personas a conocerse a sí mismas, a mejorar sus relaciones interpersonales, ganar una mejor calidad de vida y también a lograr sus objetivos. Se centra mayormente en la búsqueda del bienestar personal y esto traducirlo a los diferentes ámbitos donde la vida trascurre: familia, trabajo, profesión, amigos, etc. La reunión de un grupo de coaching es una tarea  de colaboración, en la que el coach asume la responsabilidad de guiarlo. En la reunión, de dos a tres horas, se realizan ejercicios de exploración, reflexión y trabajo sobre los temas de interés.

Este trabajo permite a los miembros del equipo fincar la base para comprenderse, ayudarse y cambiar, y les permite conocer que existen hábitos que no influyen de manera positiva para los beneficios del grupo. Por tal motivo, como se expresó cada individuo actúa como coach para ayudar aprender, orientar a su grupo de forma honesta.

La modalidad de los equipos puede ser presencial o virtual dependiendo de sus necesidades.

El coaching, es un proceso por medio del cual, una persona decide buscar los recursos internos para potencializar sus talentos y, de esta forma, alcanzar mejores resultados, tanto a nivel personal como profesional. No es un proceso de terapia, sino de auto descubrimiento y de movilización de la voluntad para mejorar y, desarrollarse personalmente. Se basa en el auto conocimiento y el encuentro del sentido de vida de cada persona, para ello, el interesado, el coacheado, recibe  asesoramiento profesional y encuentra caminos para fortalecer su voluntad, generar disciplina y, lograr así, acciones concretas que permitan su desarrollo personal.

El coaching, se hace cada vez más necesario dentro de nuestra sociedad. La era de la información, demanda de cada individuo un dinamismo que muchas veces provoca un estancamiento en la consecución de metas. Por ello el coaching no debe ser una disciplina anhelada solo por altos ejecutivos, toda persona que tenga un sueño, un proyecto de crecimiento personal o bien, que sea un emprendedor con la visión de transformar su vida y la de quienes le rodean, necesita de un coach.

Conclusiones

El coaching de equipo se realiza cuando un grupo de personas, con un objetivo en común, buscan desarrollar su capacidad para trabajar en equipo, generar sinergia y, encontrar herramientas para desarrollarse conjuntamente. En las empresas es altamente efectivo para el desarrollo de grupos de trabajo basados en una comunicación asertiva, sin embargo, también es realizado por grupos de personas que tienen metas diferentes a las laborales, como por ejemplo, un grupo de familiares que en conjunto, buscan orientación para mejorar sus metas y crear mayor cohesión familiar. Está orientado a solventar problemas que surgen cuando las expectativas e intereses de las personas se entrecruzan a la hora de realizar un trabajo conjunto. Puede existir conflicto o una situación en la que es necesario clarificar posturas, funciones, modos de operar. Entonces debe entenderse que cualquier coaching que se emprenda, ya sea personal, de equipo, ejecutivo o de negocios siempre favorecerá al individuo, y ese, es el objetivo primordial.

 Fuentes: Repsol YPF, Yassconcultores, Alto Nivel, Kainova, Coach Experience, Leonardo Ravier, Maika Pujales, NWNN, Vince Lombardi Junior.