Música y trabajo de la mano

La musicoterapia ayuda a contrarrestar el estrés, optimizar la comunicación a nivel personal y grupal, y a mejorar el trabajo en equipo
La música favorece un mejor ambiente de trabajo
 La música favorece un mejor ambiente de trabajo  (Foto: Redacción)

De acuerdo con diversos especialistas la música representa un estímulo para la productividad de los trabajadores dentro de los centros de labores, debido a que al estimularse, las emociones generan un mejoramiento del ritmo y la concentración.

Existen estudios como el elaborado en 2012 por la encuestadora Visión Critical, cuyos resultados señalan que un 77% de las empresas afirmaron que la motivación y ambiente de trabajo en sus oficinas mejoraron con la utilización de música ambiental.

Para Víctor Muñoz, fundador del Instituto de Musicoterapia Humanista en el DF y quien ha trabajado en cursos de liderazgo empresarial, no existe un estilo de música para cada emoción, pues considera que se debe partir de la empatía para decidir que es apropiado para cada uno.

La musicoterapia aplicada al ámbito laboral emplea los sonidos para contrarrestar el estrés, optimizar la comunicación a nivel personal y grupal, así como mejorar el trabajo en equipo exaltando las ventajas de cooperar con los compañeros de labores.

En México poco se conoce sobre la musicoterapia, pero en países como España existen compañías como Ikea, Danone y Nestle, que han incorporado elementos musicales para tratar la motivación, el liderazgo y trabajo en equipo bajo presión.

Incluso, en dicha nación, existen posgrados en esa materia impartidos por diversas instituciones educativas como el Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP), cuyo objetivo es crear una herramienta para la intervención lúdica, educativa y terapéutica que abra canales de expresión y comunicación, prevenga trastornos, estimule la creatividad y se centre en las emociones saludables para normalizar la situación conflictiva e incentive el aprendizaje.

En opinión de Manuel Martín, musicoterapeuta de Valencia, con estas técnicas se consigue una cohesión grupal y un mantenimiento de los roles que muy difícilmente pueden trabajarse mediante técnicas verbales.

Ya sea para simplemente ambientar o para mejorar la productividad e incentivar el trabajo en equipo, la música cobra cada día mayor importancia y es adoptada por las organizaciones como una herramienta de trabajo que coadyuva en logro de sus objetivos; por ello amable lector, antes de solicitar a alguno de sus colaboradores que desconecte sus dispositivos de sonido, reflexione si más que una distracción representa para él un medio para focalizar su atención y concentración.

Fuente: Revista Expansión 1106 de diciembre de 2012