Conoce las preguntas típicas de la entrevista laboral

Todas tienen una lógica para el reclutador, aprende a contestarlas adecuadamente
Además del CV las preguntas del reclutador son básicas para obtener el empleo
 Además del CV las preguntas del reclutador son básicas para obtener el empleo  (Foto: Redacción)

De la entrevista de trabajo esperamos una conversación profesional, “enfocada principalmente en nuestras habilidades y logros”, aunque en ocasiones el reclutador buscará algo más sobre nosotros, con preguntas que pueden no estar directamente relacionadas con el empleo que solicitamos, explica la consultora OCC Mundial.

Para muchos candidatos algunos de estos cuestionamientos no tienen una razón lógica, incluso pueden llegar a ser absurdas o incómodas, por ello hay que estar preparados y anticiparnos a responder con inteligencia.

Aquí te mostramos los 5 tipos más comunes de preguntas de entrevista:

1. Abiertas. Son preguntas generales  que buscan hacer fluir el diálogo entre el entrevistador y el candidato, permiten que la persona de una respuesta amplia. Con ellas se evalúan tus habilidades de comunicación y coherencia.

Ejemplo: Háblame de ti, ¿por qué te interesó la vacante?, ¿por qué decidiste estudiar X carrera?,  ¿qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

2. De aptitud. Su objetivo es evaluar si el candidato tiene los conocimientos necesarios para desempeñar el puesto. Dependiendo de la vacante el reclutador indagará sobre la experiencia del candidato y las competencias que posee.

Ejemplo: ¿Cuáles eran las principales funciones que realizabas en tu anterior empleo?

3. De comportamiento. A la hora de realizar una contratación no solo es importante que el candidato pueda hacer el trabajo. Las preguntas de comportamiento buscan indagar cuál es el perfil conductual de la persona, para evaluar si podrá integrarse de manera exitosa al equipo de trabajo.

Ejemplo: ¿Cómo manejas el estrés?

4. Situacionales. Una vez que el entrevistador analiza tu comportamiento en el pasado podrá recurrir a las preguntas situacionales para darse una idea de cuáles serán tus comportamientos futuros.

Ejemplo: ¿Qué harías si tu jefe entrega un reporte con cifras erróneas en una junta de trabajo?

5. Capciosas. Es posible que te parezcan preguntas absurdas o incoherentes, pero dependiendo del reclutador, la empresa y el puesto, es posible que tengas que responder cuestionamientos que parecen salirse del contexto laboral. Su propósito es alejar un poco al candidato de las preguntas estándar y someterlo a un reto mental que revele un poco más sobre su personalidad.

Ejemplo: Si pudieras ser un animal ¿cuál serías?, ¿de qué color hay más objetos en tu recámara?