Aprende a frenar el bullying laboral

Aprende a lidiar con tus compañeros de trabajo sin que afecte tu desempeño
Acoso laboral puede evitarse
 Acoso laboral puede evitarse  (Foto: Redacción)

El ambiente laboral es uno de los factores más importantes para lograr el bienestar en el trabajo; por ello cuando nuestra vida profesional es problemática, sus efectos pueden afectar la vida personal, consideró la consultora OCC Mundial.

Por ello te ofrecemos seis consejos para lidiar con colegas difíciles e impedir que sus acciones impacten tus labores diarias.

1.- Identifica su naturaleza

Para poder lidiar con los compañeros de trabajo, y así afrontar los problemas que se puedan presentar a futuro, es necesario entender cual es su comportamiento, a continuación los ejemplos más comunes.

  • Protagonista: Es la persona que se adueña de las conversaciones en juntas y reuniones, impone sus puntos de vista y hace menos los de los demás
  • Informal: Su principal característica es  no respetar tiempos de entrega, así como su impuntualidad y falta de atención
  • Chismoso: Gusta de informar detalles irrelevantes o información que perjudica a otros
  • Descalificador: Es el colega que parece nunca estar de acuerdo con tus propuestas o ideas
  • Flojo: Uno de los peores compañeros de trabajo es aquel o aquella que simplemente no realiza sus actividades
  • Manipulador: Uno de los más astutos y nocivos. La mayoría tiene una excelente relación con su jefe o Recursos Humanos

2. Analiza si el problema es contigo

Un punto clave para neutralizar el efecto que nos produce un colega es identificar si la agresión es sólo contra nosotros o es un comportamiento regular.

Cuando se trata del segundo escenario es más fácil abordar el conflicto, porque existirán otros compañeros que compartan la molestia y puedan tomar cartas en el asunto, pero si la agresión es personal, tendrás que enfocarte en analizar qué sucede y responder con inteligencia a las agresiones.

3. Neutraliza tus emociones

La clave para poder responder a la situación es proteger tus emociones y no permitir que esa persona te haga perder el control. No olvides concentrarte en las cualidades que te hacen un buen empleado.

 4. No lo dejes pasar

Un par de actitudes hostiles son suficientes para actuar. Mientras más esperes para poner un alto a un colega fastidioso más trabajo te costará dominar la situación.

5. Evita quejarte con los demás

Comentar con otros el problema con un compañero de trabajo, te puede hace parecer una persona quejosa y problemática. Lo ideal es afrontarlo en persona y de manera directa. Si hablar directamente no resuelve el conflicto, la persona apropiada para comentarlo es tu jefe inmediato.

6. Cuidado con el contrataque

Reaccionar de manera agresiva ante una conducta maliciosa es lo más común, cuando respondemos con enojo alimentamos el poder de las palabras y acciones que tiene la otra persona. Manejar tus propias emociones y reacciones siempre es la forma más inteligente de controlar a un compañero fastidioso.