Averigua si estás "quemado" en el trabajo

Los mexicanos trabajan 500 horas más que el promedio de los países miembros de la OCDE
 Establecer prioridades para evitar el estrés  (Foto: Redacción)

El síndrome Bournout es un padecimiento que está relacionado con ambientes laborales competitivos, largas jornadas de trabajo y estrés, indicó la consultora OCC Mundial.

De acuerdo con un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), los mexicanos trabajan 500 horas más que el promedio entre los países miembros.

Según una encuesta realizada por OCC Mundial, el 67% de los profesionistas trabajan más de 8 horas diarias, y 43% de ellos sólo cuentan con 6 días de descanso al año.

Con estos antecedentes, es comprensible encontrar a personas que experimentan estrés crónico, desmotivación y bajo rendimiento laboral, por ello te presentamos siete señales para identificar si sufres del Burnout, también conocido como "quemarse en el trabajo":

1. Agotamiento. Sentirse exhausto todo el tiempo es la primera señal de alarma.

2. Falta de concentración. Cuando se padece estrés crónico es común que se tenga dificultad para tomar decisiones

3. Problemas de salud. Sufrir agotamiento laboral desencadena una serie de problemas de salud; además un ritmo de trabajo estresante se asocia con hábitos como fumar, beber, mala alimentación y poca actividad física.

4. Falta de motivación. ¿Te cuesta levantarte cada día para ir a la oficina? La falta de entusiasmo respecto al trabajo es un síntoma característico.

5. Irritabilidad. El Burnout puede provocar diversos comportamientos negativos, y cambios frecuentes de humor.

6. Baja productividad. Compara tu rendimiento actual con el de los primeros meses, cuando se padece Burnout es común que la calidad del trabajo sea deficiente.

7. Escasa vida social. Cuando las personas viven para trabajar es común que dediquen cada vez menos tiempo a su vida social y a sí mismas.

¿Qué hago si estoy experimentando Burnout?

Establece prioridades. Es posible que te estés exigiendo más de lo razonable, si bien es importante fijarte metas e ir tras ellas, la realidad es que hay más de un camino para alcanzarlas.

Recupera la inspiración. Recuerda por qué estás en tu actual empleo ¿cuáles son las cosas buenas de tu trabajo?, enfócate en ello.

Cuida tu salud. Concéntrate en acciones que beneficien tu bienestar, evita desvelarte e ingerir comida chatarra.

Haz algo apasionante. Retomar actividades que realmente disfrutes puede ayudarte a recuperar el entusiasmo.

Renueva tus objetivos. Tal vez es hora de buscar nuevas opciones e iniciar un proyecto que realmente nutra tu vida profesional.