Bajos salarios provocan la pobreza urbana

Empleos precarios e incrementos salariales por debajo de la inflación generan una constante caída del poder adquisitivo
 Erradicar trabajo infantil  (Foto: Redacción)

Por Belén Zapata

La pobreza en zonas urbanas creció 0.2% en los últimos dos años y abarca al 40.6% de la población. Es decir, cuatro de cada 10 mexicanos que viven en las ciudades se encuentra en condición de pobreza, según el informe 2012 del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

El avance de la pobreza en estas zonas es empujado por la caída del poder adquisitivo de los mexicanos, que ha descendido más del 70% desde 1976, según un estudio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

"Lo que ha pasado es un fenómeno de precarización del empleo y eso es una de las causas fundamentales que genera pobreza, porque el salario real se ha mantenido estático y a la baja, ha habido una pérdida de poder adquisitivo del salario real, esto es una causa dura y fundamental de la pobreza", dijo Adolfo Sánchez, académico del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM.

Laura Carrillo, de 25 años, es una de las mexicanas que viven el deterioro de los salarios. Es licenciada en Administración Financiera y de Sistemas, y hace poco más de un mes fue parte del recorte de empleos en la empresa para la que trabajó durante tres años.

Después de buscar en varios sitios, el pasado martes hizo una fila de más de dos horas, para revisar las ofertas de trabajo en la Feria del Empleo que organizó el gobierno de Jalisco en la capital del estado.

"Hay mucho trabajo, pero está mal pagado. Buscas con base en preparación, experiencia y lo que estabas ganado pero lo que te ofrecen de salario no corresponde. En promedio ofrecen 20% menos de lo que estaba ganando en mi último empleo", dijo en entrevista.

Enrique Valencia, académico e investigador en el Observatorio Social de la Universidad de Guadalajara (UdeG), calcula que el salario mínimo debería ser de 250 pesos (unos 20 dólares) y no de 60 pesos (cinco dólares) como se mantiene actualmente.

Explica que la política gubernamental de fijar el incremento salarial por debajo de la inflación ha provocado una caída constante del poder adquisitivo de los mexicanos, que hoy se refleja en un avance de la pobreza en las zonas urbanas.

Con información de CNN México