10 estilos de liderazgo en las empresas

Algunos estilos se orientan más a las personas, otros a las tareas. ¿Cuál consideras más efectivo?
La forma de llevar el liderazgo se ha reformado
 La forma de llevar el liderazgo se ha reformado  (Foto: Redacción)

Uno de los aspectos más importantes que ayuda a las organizaciones a mantener un óptimo nivel de productividad y un clima laboral favorable es su liderazgo, cuyas características dependen de las necesidades de las áreas que las componen.

Precisamente en atención a esos requerimientos, los especialistas en recursos humanos han señalado a los siguientes como algunos de los estilos de liderazgo más populares, no solo en la teoría sino en la práctica de hoy en día:

  • autocrático. Estos líderes tienen el poder absoluto sobre sus trabajadores o equipos. Los miembros del staff tienen una breve oportunidad de dar sugerencias, incluso si son para el bien del equipo. Muchas personas se sienten resentidas al ser tratadas de esta manera, por lo que este liderazgo tiene altos niveles de ausentismo y rotación del personal; sin embargo para algunas tareas y actividades sin calificación este estilo puede ser efectivo
  • burocrático. Los líderes ejecutan las reglas celosamente y verifican que todo lo que hacen sus subordinados sea preciso. Es un liderazgo apropiado cuando existen serios riesgos de seguridad (como trabajar con maquinaria, sustancias tóxicas o peso peligroso) o cuando importantes sumas de dinero están en riesgo
  • carismático. Quienes ejercen este estilo inspiran entusiasmo en sus equipos y son muy energéticos al conducir a los demás. Tienden a creer más en sí mismos que en sus equipos y esto genera problemas, ya que un proyecto o la organización entera podrían colapsar el día que el líder no esté presente. En los ojos de los seguidores, el éxito está ligado a su presencia
  • participativo o democrático. Invitan a otros miembros del equipo a contribuir con el proceso de toma de decisiones. Aumenta la satisfacción por el trabajo y ayuda a desarrollar habilidades. Los subalternos sienten el control de su propio destino, así que están motivados por ello. Este estilo puede adoptarse cuando es esencial el trabajo en equipo, y cuando la calidad es más importante que la velocidad o la productividad
  • laissez-faire. Deriva de la expresión francesa “déjalo ser”, utilizada para describir a los líderes que dejan a sus miembros de equipo trabajar por su cuenta. Es efectivo si monitorean lo que se está logrando y lo comunican al equipo regularmente, así como cuando los individuos tienen mucha experiencia e iniciativa propia. Desafortunadamente, este tipo de liderazgo puede darse solo cuando los mandos no ejercen suficiente control
  • orientado a las personas o relaciones. Los líderes están completamente enfocados en organizar, hacer soporte y desarrollar sus equipos. Es un estilo participativo, tiende a empoderar al equipo y a fomentar la colaboración creativa. En la práctica la mayoría de los líderes utilizan esta clase de liderazgo
  • natural. Es una forma democrática de liderazgo porque todo el equipo participa del proceso de toma de decisiones. Quienes apoyan este modelo dicen que es una buena forma de trabajo en un mundo en donde los valores son cada vez más importantes. Sin embargo existe la corriente que dicta que en situaciones de mucha competencia, los líderes naturales pueden perder peso por otros líderes que utilizan un estilo diverso de liderazgo
  • orientado a la tarea. Se focalizan solo en que el trabajo se cumpla y pueden ser un poco autocráticos. Estos líderes son muy buenos para definir el trabajo y los roles necesarios, ordenar estructuras, planificar, organizar, supervisar y controlar. Pero no piensan lo suficiente en el bienestar de sus equipos de labores, así que generan problemas para motivar y retener a sus colaboradores
  • transaccional. Nace con la idea de que los miembros de equipo acuerdan obedecer completamente a su líder cuando aceptan el trabajo. La transacción es el pago a cambio del esfuerzo y la aceptación hacia las tareas que les da su líder. El líder tiene derecho a castigar a quien considere que su trabajo no está como él desea. Es una clase de management, no un verdadero estilo de liderazgo, porque el foco es hacia la ejecución de tareas de corto plazo, y
  • transformacional. Las personas que se manejan bajo este esquema son considerados los verdaderos líderes por la mayoría de los teóricos del liderazgo porque inspiran a sus equipos en forma permanente, y le transmiten su entusiasmo. A su vez necesitan sentirse apoyados solo por ciertos empleados. Es una ida y vuelta emocional.

Esta baraja de liderazgos permite a las organizaciones realizar una labor adaptativa en función de las características de su negocio, por lo que es importante conocer a fondo ésta, para elegir la que más se adecúe a los objetivos que se desean alcanzar; de ahí que el departamento de recursos humanos debe primeramente conocer perfectamente las metas y el rumbo que desea tomar la organización para con ello seleccionar, o bien, desarrollar eficazmente el potencial de las personas bajo las cuales recae una de las funciones más importantes en los centros de labores: sus líderes. 

Fuente: http://www.losrecursoshumanos.com, con información de la consultora en liderazgo Mind Tools (USA)