¿Cuándo debo otorgarle un poder a un trabajador?

Conoce en qué casos puedes delegar ciertas facultades a tu personal
Ahora es muy sencillo registrar al RFC a sus trabajadores de manera global
 Ahora es muy sencillo registrar al RFC a sus trabajadores de manera global  (Foto: Redacción)

Es necesario otorgar un poder como instrumento de trabajo cuando el patrón identifica que dentro de las tareas inherentes al puesto que ocupa un trabajador es necesario que éste actúe en su nombre, debido a que aquel no siempre podrá estar presente en los procesos o negocios que deben llevarse a cabo.

En este caso normalmente se encuentran los colaboradores de mandos altos como directores o gerentes, ya que estos funcionarios por la propia y especial naturaleza de sus cargos celebran actos vinculados a la firma de contratos laborales civiles o mercantiles, así como gestiones para el cumplimiento de obligaciones de la empresa con las autoridades gubernamentales, entre otras diligencias legales.

Estos son solo algunos de los aspectos que aborda la licenciada Patricia Zumárraga González, experta en el ámbito laboral, Directora de Innovación en Capacitación y Asesoría Profesional, SC en el artículo “Representación legal ¿hasta dónde llega?” en donde también responde a algunos de los cuestionamientos más comunes, tales como ¿Qué facultades deben señalarse en el poder? ¿Qué formalidades deben cumplirse en el otorgamiento de estos poderes? ¿Cuáles son los alcances del poder? ¿Qué hacer al concluir la relación de trabajo?